Aguirre: Vamos mejorando en Igualdad pero queda mucho por hacer

Aguirre: Vamos mejorando en Igualdad pero queda mucho por hacer

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha dicho que Madrid posee el mercado de trabajo más paritario de España, con una tasa de ocupación femenina del 47%, pero que aún queda mucho para lograr la igualdad de oportunidades y ayudar a las mujeres de otros países que permiten la tiranía y la mutilación. Así lo ha afirmado hoy Aguirre en la conmemoración oficial del Día de las Mujeres que se ha celebrado en la sede del Gobierno regional de la Puerta del Sol con asistencia, entre otros, de representantes del mundo de la judicatura y de la política regional, entre ellos el líder del PSM, Tomás Gómez, y la portavoz del grupo parlamentario socialista, Maru Menéndez.

El acto, segundo que preside Aguirre desde su vuelta al trabajo tras la operación de cáncer de mama a la que fue sometida, ha servido de reencuentro con sus adversarios políticos con los que ha intercambiado besos y saludos, más largos en el caso de Maru Menéndez y breves, en el de Tomás Gómez.

La presentadora del acto ha sido la modelo Sandra Ibarra, presidenta de la Fundación de lucha contra el cáncer que lleva su nombre, que ha superado la enfermedad en dos ocasiones desde que le fue diagnosticada a los 20 años y que ha agradecido a la presidenta "el ejemplo" que ha sido para animar a las mujeres a prevenirse de la enfermedad.

Aguirre, que ha recibido el lazo rosa de la Fundación Sandra Ibarra contra el cáncer, ha elogiado "el magnífico" trabajo que hacen para "plantarle cara" al cáncer y ha dicho que siempre ha estado al lado de esta organización, pero ahora lo está más para demostrar "que el cáncer se puede curar si se siguen unos protocolos de revisión regulares y rigurosos".

SUPERANDO BARRERAS

Las protagonistas del acto, para el que se ha escogido en esta ocasión el lema "Superando barreras", han sido además otras tres mujeres: la piloto de Fórmula 1 María de Villota, la empresaria Catalina Hoffmann y la norteamericana Liz Murray, nacida en un suburbio, criada por unos padres indigentes adictos a las drogas y "ejemplo de superación personal", según la presidenta.

María de Villota ha relatado su experiencia para llegar a pilotar un Fórmula 1; catalina Hoffmann la suya como empresaria emprendedora de un método para la tercera edad en el que los que no la conocían creían que había detrás "un hombre de 80 años" y Liz Murray sus comienzos de niña "sin techo" y su presente de graduada en Harvard.

Todas han sido precedidas por la lectura de un manifiesto del Gobierno de Madrid que ha abierto el acto, mientras que la clausura ha correspondido al cuadro flamenco "Juego de Damas".

Aguirre ha recordado que menos del 40% de los países garantizan el acceso a la educación en igualdad de oportunidades; que sólo el 18,5% de los parlamentarios del mundo son mujeres y que hay 53 países que no consideran delito la violación dentro del matrimonio.

Por contra, ha destacado que en España va mejorando en igualdad y como ejemplo ha citado que por primera vez una mujer preside la Audiencia Provincial de Madrid o que ella misma es la primera presidenta de una comunidad autónoma española.

A pesar de eso ha dicho que existe una "brecha salarial" del 18% en los países de la Unión Europea, que el 85% de las trabajadoras han decidid no tener mas hijos o que en España solo el 8% de los consejeros de Administración de empresas son mujeres.

La presidenta ha tenido un recuerdo especial para las "millones de mujeres" de otros países cuyos derechos no están protegidos por la ley, que sufren la tiranía de sus maridos o de sus padres e incluso, que padecen mutilaciones.