El Ayuntamiento entrega el Premio Clara Campoamor a las mujeres de la Policía Municipal

El Ayuntamiento entrega el Premio Clara Campoamor a las mujeres de la Policía Municipal

El Ayuntamiento de Madrid ha entregado este martes el premio Clara Campoamor a las mujeres agentes del Cuerpo de Policía Municipal en el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

En un acto celebrado en el Colegio Isabel la Católica, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, ha hecho entrega del galardón a la oficial Ana María Alvarez, la primera mujer en entrar en el Cuerpo hace ahora 40 años, y a Sara Trives, que ha ocupado el primer puesto de la última promoción, como cabezas visibles de todas las mujeres que componen la Policía Municipal, y que ya suman el 12,8 por ciento de los 7.000 agentes madrileños.

"En todas ellas identificamos ese afán de superación y vocación de servicio público del que se beneficia el conjunto de la ciudadanía", ha afirmado el primer edil.

La ciudad de Madrid rindió este martes homenaje, con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, a las mujeres de la Policía Municipal cuando se cumplen 40 años desde su incorporación al Cuerpo.

El alcalde afirmó que la igualdad de oportunidades es el único camino "para hacer de Madrid ese espacio cohesionado y de progreso al que todos aspiramos y por el que todos trabajamos".

Indicó que en ese Madrid juegan un papel relevante las policías municiales (el 12,8% de una plantilla integrada por 7.000 agentes), cuya labor, dijo, ha sido imprescindible para reducir la delincuencia un 20% desde 2003.

Gallardón rememoró los avances logrados durante el último siglo en materia de igualdad, y recordó que en 2011 se conmemora el primer centenario de los acontecimientos que dieron lugar al nacimiento del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y también los 80 años desde la aprobación en España del derecho al voto femenino.

No obstante, el regidor dijo que Madrid aspira a que algún día deje de ser noticia que la mujer ocupe nuevos ámbitos sociales, profesionales y de responsabilidad, ya que será sinónimo de la plena igualdad, informó el Consistorio.

También recordó el reciente nombramiento de las tres primeras Cronistas de la Villa, "un hecho inédito que ha levantado la lógica expectación, pero que pasará a formar parte de la normalidad", como lo es hoy que las mujeres vayan a la universidad, donde representan actualmente el 60% del alumnado, apostilló.

"TECHO DE CRISTAL"

Pero, según Gallardón, hasta que se rompa el "techo de cristal" que aún sostiene las desigualdades laborales y salariales, no se hará realidad el lema que ha elegido la ONU para conmemorar este día: "La igualdad de acceso a la educación, la capacitación, la ciencia y la tecnología es el camino hacia el trabajo decente de la mujer".

El alcalde defendió el trabajo decente de la mujer, entendido como "empleo de calidad y justamente remunerado, que dota de autonomía e indepedencia a las mujeres"; y, ante los obstáculos que todavía frenan esa cultura de la igualdad, apoyó que las mujeres aporten todo su talento.

"Es un objetivo que a todos nos beneficia y se traduce en una economía más fuerte y competitiva, en una sociedad civil más dinámica, y en unas futuras generaciones más solidarias, mejor preparadas y para las que género y discriminación sean términos incompatibles", manifestó Gallardón.

También se refirió a la Declaración Institucional con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora aprobada en el Pleno por unanimidad de los tres grupos municipales, en la que destaca el compromiso de desarrollar la Estrategia para la Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres 2011-2015, involucrando a todas las áreas de gobierno, a los agentes sociales y económicos, y a la sociedad civil.