El presidente de AENA achaca el descenso de tráfico en Barajas a la caída de la demanda

El presidente de AENA, José Manuel Vargas, asegura que la caída de pasajeros en los aeropuertos no está relacionada únicamente con la subida de las tarifas aeroportuarias y ha puesto como ejemplo el caso de Barcelona-El Prat, que ha crecido con un repunte idéntico de las tasas que el aeropuerto de Madrid que ha disminuido su número de viajeros.

En este sentido, Vargas ha alabado el trabajo realizado por las autoridades de Barcelona así como de la aerolínea Vueling, con base en la capital catalana, lo que ha ayudado mucho a su desarrollo.

EL PRAT, UN MODELO A SEGUIR

Para Vargas, Iberia debe hacer lo mismo en Madrid apoyada en Iberia Express, su filial low cost. "El Prat es un modelo de cómo se trabaja en promoción de un aeropuerto, con un aerolínea eficiente en coste y con una gran promoción del destino", explicó Vargas.

En su opinión, si las autoridades trabajan adecuadamente en la promoción del destino se consigue como resultado un importante crecimiento aeroportuario en una situación complicada del mercado.

El presidente de AENA achacó el descenso de la caída de pasajeros en Barajas en los últimos años al descenso del consumo doméstico, la implantación de la red de Alta Velocidad (AVE), o la reestructuración de Iberia.

En el año 2007 el aeropuerto de Madrid-Barajas contaba con 51,8 millones de pasajeros que descendieron hasta los 45,1 millones en 2012. Las previsiones de Aena son que los descensos continúen en los próximos años aunque con mayor suavidad.

Uno de los motivos del descenso del número de pasajeros en el aeropuerto de la capital de España es la importante caída registrada en el número de pasajeros domésticos que han descendido en 10,3 millones en cinco años debido a la crisis que atraviesa el país.

RED AVE

Por lo que se refiere a la red de AVE, Vargas explicó que desde 2007 ha quitado unos 4,5 millones de pasajeros al aeropuerto madrileño del total de 10,5 millones perdidos desde entonces. En este periodo se han puesto en marcha las líneas a Barcelona, Málaga, Valencia y Alicante.

En lo referido a Iberia, en los últimos doce meses ha provocado la pérdida de unos 3 millones de pasajeros, pese a que Iberia Express ha conseguido compensar el descenso de tráfico generado por el descenso de actividad de compañías como Ryanair o easyJet. Además, recordó que la aerolínea española desde 2011 ha dejado de operar 25 destinos.

Vargas expresó su confianza en que "Iberia sea capaz pronto de alcanzar un plan de reestructuración adecuado, ya que existe voluntad de acuerdo entre los gestores y los trabajadores de la compañía".

Vargas insistió en que para la recuperación de Barajas es necesario el esfuerzo de todos: "el nuestro, el primero, pero también del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid vendiendo bien el destino". En su opinión, Barajas tiene una infraestructura "extraordinaria", que es "una de las mejores de Europa", y cuenta "con una posición privilegiada en cuanto a capacidad y calidad de las infraestructuras".

En cuanto al futuro del aeropuerto madrileño, estimó que el próximo año podrá registrar algún crecimiento mensual, ya que considera que "la crisis económica está bajando su intensidad en el tráfico doméstico".

Vargas ha recordado el interés de algunas aerolíneas, tanto 'low cost' como convencionales, de establecer su base en el aeropuerto de Barajas, la gran mayoría de ellas europeas