Neurólogos: "Es un milagro que Bianchi permanezca con vida"

La lesión de Bianchi puede tener múltiples consecuencias, según los expertos

El 90% de los pacientes que sufren un Daño Axonal Difuso severo permanecen en "estado vegetativo"

Ferrari anima a Bianchi con foto del francés con Schumacher

deportes

| 08.10.2014 - 13:29 h
REDACCIÓN

Según neurólogos consultados por EFE, el Daño Axonal Difuso, lesión que sufre el piloto francés Jules Bianchi, del equipo Marussia de Fórmula Uno, tras chocar contra una grúa en el Gran Premio de Japón, puede tener "múltiples secuelas", algunas de ellas "importantes".

En opinión del doctor Francisco Gilo, secretario del Grupo de Neurología Crítica de la Sociedad Española de Neurología, "es un milagro" que Bianchi permanezca con vida después de su aparatoso accidente. El corredor francés sufre lo que los neurólogos llaman Daño Axonal Difuso, que consiste básicamente en una "rotura de los axones del cerebro".

MUY VULNERABLE

"El cerebro está formado por neuronas, que se componen básicamente de dos partes: el cuerpo y diversas prolongaciones para establecer conexiones con el resto de neuronas. El axón constituye la principal de esas prolongaciones para relacionarse con las demás neuronas, es una estructura a modo de largo cable estrecho", explica el doctor Gilo.

El Daño Axonal Difuso aparece siempre, según el doctor Gilo, en los casos de traumatismo craneoencefálico grave. "La persona que sufre un golpe grave en la cabeza, en el momento del impacto someterá al cerebro a una intensa aceleración, desaceleración y rotación que le forzará a chocar contra estructuras rígidas situadas dentro del propio cráneo", indica el neurólogo.

Esta situación generará una "tracción y estiramiento de los axones" que se romperán de forma parcheada produciendo el Daño Axonal Difuso. El doctor Francisco Gilo especifica que "las partes rígidas de la cabeza son el cráneo y otras estructuras no óseas".

"Según la disposición de estas estructuras, hay determinadas regiones del cerebro, como el cuerpo calloso, situado en el medio, o el tallo cerebral, más vulnerables al efecto nocivo de los traumatismos, por sufrir en mayor medida los efectos de estas fuerzas que generan los movimientos de aceleración, desaceleración y rotación", según comenta el doctor Gilo.

El desenvolvimiento del Daño Axonal Difuso ocasionará un "mal funcionamiento del cerebro", que en función de la intensidad del golpe y del estado de salud de la propia masa cerebral, será "más o menos importante". En palabras del neurólogo consultado por EFE: "Podemos encontrar desde casos en los que se genere un estado de coma, como es el de Bianchi, hasta un leve aturdimiento en los traumatismos leves".

"ESTADO VEGETATIVO"

El doctor Francisco Gilo afirma que un Daño Axonal Difuso puede darse incluso sin producirse un impacto en la cabeza. Basta con un movimiento muy brusco que provoque esta colisión entre el cerebro y las estructuras rígidas del cráneo, así como la consiguiente rotura de axones.

El 90 por ciento de los pacientes que sufren un Daño Axonal Difuso severo permanecen en "estado vegetativo", mientras que el 10 por ciento restante puede recuperarse "a lo largo del primer año".

Las consecuencias de sufrir un Daño Axonal Difuso son múltiples, como asegura a EFE Manuel Muríe, neurólogo de la Clínica Universitaria Navarra, y van desde trastornos de movilidad, de sensibilidad (en la percepción de estímulos como el tacto, la temperatura o el dolor), de lenguaje, cognitivos (pérdidas de memoria) u hormonales.

Dependiendo del nivel de traumatismo y de la altura de la lesión, el Daño Axonal Difuso puede provocar incluso la muerte. En muchos casos se opta por el coma inducido para "evitar" que los mecanismos de protección que desarrolla el cuerpo sometan al cerebro a más exigencia de la debida. Aunque el doctor Gilo asegura que en numerosas ocasiones el afectado entra directamente en coma "a causa del impacto".

Para Manuel Muríe, en estos momentos es "imposible" predecir si Jules Bianchi podrá volver a competir. "Puedes hacer vida normal con el 70 por ciento de tus capacidades cerebrales, pero para el deporte necesitas el cien por cien", comenta.

El doctor Gilo, por su parte, cree que Bianchi "muy probablemente" no pueda volver a subirse a un monoplaza, ya que intuye secuelas "importantes" para él. El neurólogo Manuel Muríe indica que la "única estrategia de mejora tras la fase aguda" es la llamada neurorehabilitación", que debe ser "intensiva", "temprana" y "multidisciplinar".

Este modo de rehabilitación, según comenta Muríe, consiste en "recuperar cada una de las fases cerebrales" estableciéndose una serie de "objetivos" a corto plazo durante un proceso "largo" que puede durar seis u ocho meses y que se lleva a cabo con la ayuda de diversos profesionales del campo de la medicina: médicos neurólogos, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, logopedas, neuropsicólogos o psiquiatras.

Bianchi está ingresado en el hospital Yokkaichi, en la prefectura de Mie, donde el domingo fue operado de las graves lesiones que sufrió en la cabeza tras su accidente en el circuito de Suzuka.

A causa del mal estado de la pista, con mucha agua acumulada en el asfalto por la intensa lluvia que acompañó la disputa de toda la carrera, Bianchi, de 25 años, perdió el control de su Marussia-Ferrari, que acabó impactando violentamente contra una grúa que, a su vez, estaba retirando el Sauber del alemán Adrian Sutil.