La Lotería de Navidad en Madrid, entre el miedo y el desánimo

Administración de Lotería de la calle Escalona
Administración de Lotería de la calle Escalona |P.O.

"Este año está mal, lógico; si no tienes para comer, no vas a venir a jugar". Lo dice Rosina desde detrás de la mampara de su despacho de lotería de la calle Villacarriedo. Poca gente a mitad de la mañana. Poca venta de billetes de lotería. La mayoría de las personas prefieren otros juegos de azar.

Rosina recuerda el verano que fue un buen momento de ventas para ella. "Parecía que se animaba", dice, pero llegó el otoño y con él comenzó el descenso en la venta de décimos.

Miedo

En la administración 215 'El Pilar' de la calle Escalona, Diego nos confirma que las ventas de cara a la Lotería de Navidad de este año han bajado bastante. Entre un 20 y 30 por ciento a causa del miedo, según él. "El miedo va junto a que hay menos dinero, la gente tiene miedo de perder su empleo o el tema de los ERTEs y entonces se están reservando un poquito económicamente porque no sabes qué te va a deparar el futuro", cuenta.

No se vende Lotería como en 2019. Eso es algo que comparten todos los loteros, aunque la cosa va por barrios. José Luis Sánchez regenta la Administración 219 de la plaza del Marques de Vadillo. Él, además es el vicepresidente de la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Loterías (ANAPAL) y su representante en Madrid.

"Cuanto más al centro estés peor todavía porque todas esas zonas son de muchas oficinas y están teletrabajando, la gente no va a la oficina, no pasan por la administración, no bajan al bar a tomar café y no compran la lotería", aclara Sánchez.

Personas esperando para entrar en la administración de Marqués de Vadillo |P.O.

En las administraciones de Madrid que mejor funciona la venta, nos explica el vicepresidente de ANAPAL, esa mejoría supone "un 60% de lo que era normal". La cruz está en esas administraciones más céntricas, algunas de las cuales están vendiendo entre un 30% y un 40% de lo habitual.

"Cuanto más al centro estés, peor porque son zonas de oficinas y están teletrabajando, la gente no pasa por la administración, no compran la lotería"

Se da el caso de que algunos loteros de los distritos de la periferia están echando una mano a sus colegas de los barrios interiores con la venta de billetes.

Un mal año para la SELAE

La Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) reconoce que este 2020 no va a ser un buen año para su negocio. Los puntos de venta de lotería, según Jesús Huerta, presidente de este organismo que depende del Ministerio de Hacienda "están sufriendo, en primera línea de batalla, las consecuencias de la crisis".

Punto de venta en la calle Illescas |P.O.

Huerta reconoce que las ventas "se están resintiendo "bastante". "Es pronto para dar una cifra porque, es a partir de este momento y hasta el 22, donde tenemos la hora de la verdad", afirma. Pero al mismo tiempo admite que va a ser "un mal año".

Y el próximo puede empezar de la misma manera porque alguno de los loteros con los que ha hablado Telemadrid.es hablan del 'efecto arrastre de la Navidad'. Si no se consigue enderezar el ritmo de ventas para el Sorteo del Niño, puede que la situación siga complicada hasta al menos Semana Santa incluso para los sorteos ordinarios, augura el vicepresidente de ANAPAL.