De ruta por los castillos más bonitos de Madrid

Detalle del castillo de Manzanares El Real
Detalle del castillo de Manzanares El Real |Europa Press

Aunque nos cueste imaginar, hace mucho, pero que mucho tiempo, Madrid también fue un lugar de reyes, condes, caballeros y campesinos. Muchos de los castillos de los nobles se han conservado hasta hoy. Otros, quedaron prácticamente destruidos, como el de los condes de Chinchón.

¿Sabes qué castillos se pueden visitar en nuestra región? ¿Y a quién perteneció cada uno? Hacemos un recorrido por todos ellos.

Los castillos de Madrid más bonitos

En lo alto de una colina, allí es donde se construían estas fortalezas para proteger a los nobles de los ataques enemigos. Por eso, visitar un castillo implica también dar un paseo por la Naturaleza. Y suelen encontrarse en parajes realmente privilegiados. Como estos:

El castillo de Manzanares El Real: Se trata del castillo nuevo de los Mendoza, construido en 1475 (siglo XV). Se encuentra en el mejor entorno posible, en plena sierra de Guadarrama, justo a la entrada de La Pedriza. Como curiosidad, que este castillo se construyó sobre una antigua iglesia mudéjar, por orden de la familia Mendoza (Diego Hurtado de Mendoza y Figueroa, Duque del Infantado), nobles de gran relevancia en Castilla durante esta época medieval.

Castillo de Manzanares El Real / Europa Press
Castillo de Manzanares El Real |Europa Press

En la construcción participó el arquitecto bretón Juan Guas, artífice también de la catedral de Segovia, la Basílica de la Asunción de Nuestra Señora (en Colmenar Viejo), el Palacio del Infantado en Guadalajara o el castillo de Belmonte (Cuenca), entre otros.

El Castillo de Manzanares El Real forma parte del Patrimonio Histórico de nuestro país desde 1985

El estilo es una mezcla entre el gótico y la arquitectura andalusí, y ha llegado en perfecto estado hasta nuestro siglo gracias a sucesivas reformas. Puede visitarse y su interior alberga una importante colección de tapices y armaduras medievales. El horario de visita es de 10 a 17 horas. Los lunes está cerrado.

Cerca de este castillo, se conservan las ruinas de otro castillo al que llaman 'castillo viejo' de Manzanares El Real (calle Paz, 2). Sin embargo, su origen es un misterio, aunque se sospecha que pudo pertenecer a Alfonso XI o bien al propio Diego Hurtado de Mendoza.

El castillo de San Martín de Valdeiglesias: Al suroeste de la Comunidad de Madrid, en un privilegiado enclave entre Toledo y Ávila, y bordeado por el río Alberche, se levanta una fortaleza medieval de planta cuadrada y cuatro torres cilíndricas: tres más pequeñas es las esquinas, y una de gran tamaño, conocida como 'torre del Homenaje'.

Este castillo, el de la Coracera, fue construido en 1434 por orden de Álvaro de Luna, y sirvió como residencia de Isabel la Católica durante un tiempo.

Recién reformado, dentro del castillo está la Oficina de turismo de San Martín de Valdeiglesias, y puede visitarse, También el patio de armas y las bodegas. Los horarios son viernes (de 16 a 19 horas), sábado (de 11 a 14 y de 16 a 19 horas) y domingo (de 11 a 14 horas).

Otros castillos de la Comunidad de Madrid

  • Castillo de Torremocha (en Sartorcaz)
  • Castillo de Villarejo de Salvanés
  • Torre de Éboli (Pinto)
  • Castillo de los Condes de Chinchón
  • Torre o Atalaya de Arroyomolinos
  • Castillo de Torrejón de Velasco
  • Castillo de Aulencia o Villafranca (Villanueva de la Cañada)
  • Castillo de Fuentidueña del Tajo
  • Castillo de Casasola (Chinchón)
REDACCIÓN

El castillo de Buitrago de Lozoya: Construido entre los siglos XIV y XV, de estilo gótico y mudéjar y planta rectangular y siete torres de diferentes tamaños.

Bordeado por el río Lozoya, el castillo de Buitrago, fue la residencia de personajes tan conocidos como Juana 'La Beltraneja' o Felipe III. Se cree además que se construyó sobre los restos de otra fortaleza de estilo musulmán (en 1085 Buitrago pasó a manos cristianas).

Este castillo, construido junto al recinto amurallado de Buitrago (y uno de los que mejor se conservan de la Comunidad de Madrid), estuvo vinculado tras la Reconquista con la popular familia Mendoza (sí, la misma del castillo de Manzanares El Real). Fue declarado Monumento Nacional en 1931, y Bien de Interés Cultural en 1993.

Ahora es sede cultural de numerosos actos, y puede visitarse previa cita todos los días a excepción del lunes, que está cerrado. Los horarios son de 11:30 a 13:45 y de 16 a 17:45. El domingo abre de 11:30 a 16:00 horas.

El castillo de Batres: Sin duda, es uno de los castillos más originales de la región. Se trata de un palacio fortaleza de estilo gótico isabelino, construido entre los siglos XV y XVI en Batres, al sur de la Comunidad de Madrid. Tiene en su patio central columnas toledanas y balconadas de hierro. Y en su fachada destaca una gran torre del Homenaje.

En el castillo de Batres vivió Garcilaso de la Vega

Era la residencia de los señores de Batres, pero allí también vivió el poeta Garcilaso de la Vega, al casarse con una de las herederas de la casa de Batres.

El palacio pasó por distintas manos, desde los Condes de Oñate a los Marqueses de Riscal. Finalmente, fue adquirido por un arquitecto, Luis Moreno de Cala y Torres, que decidió restaurarlo. Ahora se alquila para eventos sociales o culturales y para celebraciones de bodas. Pero puede visitarse de lunes a viernes.