Las librerías más bonitas de Madrid para pasar una buena noche de libros

Librería Miguel Miranda
Librería Miguel Miranda |Web

Desde la mítica librería de San Ginés hasta el edificio palacio de La Central... Madrid también es una ciudad de lectores y algunos de sus mejores edificios están destinados a los amantes de los libros, tengan la edad que tengan. Hacemos un recorrido por las librerías más emblemáticas y hermosas de la capital.

Chocolate, churros... y un buen libro

Librería San Ginés |REDACCIÓN

Si hay algo que acompañe bien a un buen chocolate caliente (a parte de unos churros) es un buen libro. Por eso, la librería de San Ginés (pasadizo de San Ginés, 2) es un lugar fantástico para encontrar buenos títulos en un lugar emblemático... y antiguo.

La librería de San Ginés data de 1650 (el primer librero fue Diego Logroño). Sí, siglo XVII. Es una de las librerías más antiguas de España y en ella se pueden encontrar auténticas joyas del coleccionismo.

Este establecimiento, pequeño y en madera, está pegado a la iglesia que lleva su mismo nombre y frente a una popular churrería. Desde 1952, la regenta una misma familia.

Aunque para librerías con encanto... la de Bardón.

En pleno barrio de los Austrias

Librería Bardón |REDACCIÓN

La librería Bardón llama la atención desde su misma fachada. En pleno barrio de los Austrias (plaza de San Martín, 3), un gran letrero nos indica en la entrada que es un santuario para bibliófilos. Y el solo hecho de atravesar su puerta supone un viaje en el tiempo.

La librería lleva el nombre de su fundador, Luis Bardón, quien inauguró este lugar en 1947. Ahora llevan el negocio sus hijas y cuentan con un catálogo de más de 50.000 títulos. La librería es por dentro, un maravilloso viaje a la fantasía. Enormes estanterías cubren de abajo a arriba las paredes, con libros destinados íntegramente a coleccionistas. De hecho, tienen hasta manuscritos del siglo XV.

En una casa-palacio

Librería La Central |REDACCIÓN

La Central es otra de estas grandes librerías que cuentan con un lugar privilegiado. En el centro de Madrid, junto a la plaza de Callao (calle Postigo de San Martín, 8), es un lugar amplio y luminoso donde encontrar lo que buscas. Normal... porque tienen más de 80.000 títulos de todo tipo y además se encuentra en un palacio. Sí, como suena: una casa-palacio que fue la primera delegación de Cuba fuera de la isla y después, residencia privada (en el siglo XIX), una residencia de más de mil metros cuadrados divididos en tres plantas.

Además, esta 'joven' librería extiende sus tentáculos más allá del centro, ya que tiene dos sucursales: una de ellas, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (calle Santa Isabel,52), y la otra, en la Fundación Mapfre (paseo de Recoletos,23).

Lo de 'joven' es porque fue creada en 1995, hace solo veinticinco años, pero apostando desde el principio por un lugar en donde poder encontrar, leer y exponer. Sí, porque también se celebran presentaciones dentro, además de contar con un café, El Bistró.

Las bibliotecas más bonitas de Madrid

Si buscas un lugar donde leer libros sin tener que comprarlos, un lugar con encanto y lleno de historia, debes visitar alguna de estas bibliotecas: 

  • Biblioteca de las Escuelas Pías (calle del Sombrerete, 15)
  • Biblioteca del Ateneo (calle del Prado, 21)
  • Biblioteca de la Real Academia de Medicina (calle Arrieta, 12)
  • Biblioteca del Senado (plaza de la Marina Española, 8)
  • Biblioteca Nacional de España (Paseo de Recoletos, 20)
REDACCIÓN

En el corazón del barrio de las Letras

Librería Miguel Miranda |Web

El barrio de las letras de Madrid no sería de las letras sin una buena librería. Y la tiene. Se llama Miguel de Miranda. Fundada en 1949, es todo un referente en plena calle Lope de Vega, con un amplio catálogo de libros raros, antiguos y agotados.

La regenta el nieto de su fundador (Miguel Miranda Vicente), y es un lugar plenamente cervantino en su interior. Y no podía ser de otra forma, ya que se encuentra frente al Convento de las Trinitarias, lugar en donde descansan los restos de Miguel de Cervantes.

Dos plantas con paredes vestidas por entero con estanterías de madera repletas de libros de todas las épocas, y una hermosa escalera de caracol que invita a subir al visitante en busca de más libros.

Dedicado a los niños

A los niños no les importa que la librería no esté en una casa palacio, porque su imaginación les lleva donde ellos quieran. Por eso, estos lugares se centran en decorar su interior con colores llamativos e imágenes que aviven su fantasía. Es el caso, por ejemplo, de Liberespacio (calle Joaquín María López, 25), librería Carmen (Reina Victoria, 32) o la librería Kirikú y la bruja (calle Rafael Salazar Alonso, 17).

Lugares bonitos por dentro, llenos de magia y muchos cuentos y libros adaptados también para los más pequeños pero sin embargo, grandes lectores.