Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

El presunto asesino de El Molar mató a su mujer e hija y se suicidó

Los cuerpos de las tres personas fallecidas, un matrimonio de mediana edad y su hija pequeña, hallados este martes a mediodía en el chalé incendiado en una urbanización de la localidad de El Molar presentaban heridas de bala.

Una vez autorizado el levantamiento de los cadáveres por el juez, los cadáveres han sido trasladados al Instituto Anatómico Forense para la realización de las autopsias que podrían desvelar más detalles y la cronología de lo ocurrido.

El 112 ha recibido un aviso de la Policía Local sobre las 12.30 horas de este martes informando de un incendio de una casa aislada situada en un camino rural Arroyo Cárdenas, que sale de la A-1, en el kilómetro 38. Al lugar se han desplazado dos dotaciones de Bomberos de la Comunidad de Madrid, que han encontrado el incendio afectando a la cocina y dos dormitorios.

En el rastreo de la casa, los profesionales han hallado tres cuerpos sin vida, una mujer y un hombre adultos y la niña, hija de ambos, que han puesto en manos del personal sanitario del Summa-112, que han confirmado su fallecimiento. No estaban en el foco del incendio.

Los cadáveres tienen signos externos aparentes de violencia. Los tres presentaban heridas provocadas por un arma de fuego, sin descartar que la autopsia revele otras heridas por arma blanca.

Los fallecidos son María Cruz, paraguaya de 48 años; su marido español, Fausto, de la misma edad; y la hija de ambos, Isabel, de 11.

Posible nuevo caso de violencia de género

Los agentes ya trabajan con la hipótesis de que el hombre mató, este lunes por la noche, a su mujer y a su hija disparándoles en el pecho. Pero no ha sido hasta, este martesm cuando él habría decidido suicidado descerrajándose un tiro en la cabeza, poco antes de incendiar la casa prendiendo fuego a la cocina.

El supuesto asesino no contaba con antecedentes de violencia de género ni denuncias previas, según las mismas fuentes.

La alcaldesa de El Molar, Yolanda Sanz, ha confirmado en la 'Cadena Ser' que los cuerpos tenían signos de violencia y todo apunta a que se trate de un crimen machista, pero están a la espera de lo que concluya la investigación policial de los hechos.

También ha indicado que el matrimonio hacía vida en la muy cercana San Agustín de Guadalix (el hombre trabajaba en un taller de allí) y su hija estaba escolarizada en esa localidad.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Sucesos