Aragonès promete su cargo sin referencias al rey o a la Constitución

  • El ministro de Justicia abre la puerta a que el Consejo de Ministros se pronuncie sobre los indultos a los presos del procés y se ampara en un informe del Supremo, preceptivo pero no vinculante
  • La CUP quiere forzar este martes en el Congreso una declaración del Gobierno de PSOE y Unidad Podemos en favor de una ley de amnistía para todos los encausados por el "procès" en Cataluña
Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

Pere Aragonès ha tomado posesión este lunes como nuevo presidente de la Generalitat, en un acto en el que ha recibido la medalla presidencial de manos del expresident Quim Torra y en el que ha prometido su cargo sin menciones a la Constitución ni al rey.

La ceremonia, celebrada al aire libre en el Pati dels Tarongers, espacio emblemático del Palau de la Generalitat cerca de los despachos presidenciales, ha contado con la presencia del ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, así como de tres de los líderes independentistas presos: Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, que han obtenido permisos penitenciarios. Por parte de JxCat, además de Jordi Sànchez, secretario general del partido y pieza clave para desencallar el acuerdo con Aragonès hace una semana, también han acudido la presidenta del Parlament, Laura Borràs, así como Albert Batet y Elsa Artadi.

Vox, Cs y PP no han asistido a la toma de posesión.

Entre los invitados -la lista se tuvo que reducir a una cuarentena por las restricciones por la covid- estaban presentes la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, así como diversos líderes parlamentarios, como el socialista Salvador Illa, y otras personalidades políticas.

Nada más llegar, Aragonès ha homenajeado a Lluís Companys, presidente de la Generalitat republicana fusilado por el régimen franquista en 1940, dejando un clavel sobre una baldosa en su memoria instalada frente a la entrada del Palau el pasado 15 de octubre con motivo del 80 aniversario de su fusilamiento.

Laura Borràs ha leído el decreto de nombramiento del nuevo president, que ha prometido el cargo, sin menciones a la Constitución ni al rey. "Prometo cumplir fielmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat, de acuerdo con la voluntad popular de la ciudadanía de Cataluña representada en nuestro Parlament", ha proclamado.

Torra, antecesor de Aragonès en el cargo, ha sido el encargado de traspasarle la medalla presidencial, como es tradición en las tomas de posesión en las que hay relevo, si bien en esta ocasión se daba la circunstancia de que el expresident fue inhabilitado el pasado septiembre y llevaba ocho meses lejos del Palau de la Generalitat.

Aragonés ha defendido avanzar hacia el bien común, progresando en derechos sociales y en el estado del bienestar, hacia un modelo productivo al servicio de la sociedad, un progreso que "desemboque en la República catalana", europea y europeísta.

"Este fue el compromiso que me empujó, cuando era un adolescente, a implicarme de la mano de compañeros y compañeras en la lucha por la justicia social y la libertad nacional", dos luchas que seguirá defendiendo desde la presidencia de la Generalitat, promete. "Personalmente, lo daré todo para hacerlo posible, y con este compromiso les invito a acompañarme en la construcción de este camino", ha concluido.

Este lunes el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, pedía a Pere Aragonés, que como presidente de la Generalitad de Cataluña, "tenga visión de Estado y que su gestión permita bajar esa tensión política que ya dura demasiados años y nos preocupemos de los problemas de España".

Campo ante posibles veleidades independentistas por la vía unilateral campo ha hecho "una llamada al orden constitucional pues solo dentro de las leyes podemos tener convivencia porque esa fueron las normas que nos dimos en el año 78 y ese marco de juego está ahí".

Juicio en el Tribunal Supremo sobre el procés independista catalán / REDACCIÓN
Juicio en el Tribunal Supremo sobre el procés independista catalán |REDACCIÓN

Preguntado si se muestra favorable a conceder los indultos pedidos para los presos condenados por participar en el proceso de independencia de Cataluña ha dicho que "cada expediente será diferente" y que hay un paquete de informes que se han pedido, a la Fiscalía, a Instituciones Penitenciarias, a la Abogacía del Estado y a los posibles perjudicados".

"Por tanto, serenidad, hay que esperar y cuando el Tribunal Supremo informe se valorarán uno por uno las distintas circunstancias que concurren y elevaré la propuesta al Consejo de Ministros, ahí habrá un debate evidentemente y se verá la posición del Gobierno", explicado.

El Tribunal Supremo prevé publicar su informe preceptivo pero no vinculante esta semana.

La fiscalía ya se ha opuesto ante la falta de arrepentimiento de los condenados.

El PP por boca de su secretario general, Teodoro García Egea, ha avisado al presidente del Gobierno que si da el paso de indultar, su partido recurrirá al Supremo y llegará "hasta las últimas consecuencias para que eso no se produzca". Tras recalcar que no se ha producido "arrepentimiento", ha preguntado a Pedro Sánchez si va a pagar "un precio político" a los independentistas. En parecidos términos se ha expresado la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Beltrán, que ha asegurado que Sánchez les tendrá "enfrente cuando intente, de nuevo, humillar a todos los españoles para aferrarse a La Moncloa".

Desde Vox no dudan qué eso ocurrirá. Su portavoz del Comité de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, ha anunciado este lunes que su partido convocará movilizaciones para que los españoles protesten en la calle si el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, al que ha llamado "traidor", indulta a los condenados por el proceso independentista catalán.

También la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, ha asegurado que su partido utilizará "todas las vías jurídicas y políticas, nacionales e internacionales" para impedir que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, lleve a término "la vergüenza y la humillación" que supone, ha recalcado, la concesión de indultos a los políticos independentistas condenados por el Tribunal Supremo en la causa del 'procès'.

Por su parte, la CUP ha anunciado que obligará este martes a que el PSOE y Unidas Podemos se pronuncien públicamente en el Pleno del Congreso sobre una ley de amnistía para todos los encausados por el "procès" en Cataluña e instará al Gobierno a que presente una propuesta de referéndum en la Mesa del Diálogo que debería retomarse con la conformación del nuevo Govern de la Generalitat.

Mejores Momentos

Programas Completos