Lo peor de la DANA cae sobre Toledo y Tarragona

Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

Calles inundadas, carreteras cortadas y coches flotando en la provincia de Toledo, a causa de las intensas lluvias. Los accesos a la capital castellano-manchega se han convertido en un mar de coches varados. En algunos pueblos el agua ha bajado con fuerza por las calles como si se tratara de un caudaloso río.

El temporal de lluvia de este miércoles ha provocado el corte de la N-400 a su paso Toledo en sentido salida de la ciudad y ha provocado un atasco kilométrico que ha imposibilitado el acceso desde la capital al barrio del Polígono.

Según han confirmado fuentes de la Delegación del Gobierno, sobre el terreno trabajan refuerzos de la Guardia Civil y Policía Nacional.

Lo peor de la riada entre el puente A-42 de la N-400 en Toledo / REDACCIÓN
Lo peor de la riada entre el puente A-42 de la N-400 en Toledo |REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Toledo informaba en su cuenta de Twitter del corte al tráfico entre el puente A-42 de la N-400 y la glorieta elevada de salida al centro comercial Luz del Tajo.

También en la rotonda de Santa Bárbara, solo permitiéndose el acceso por la salida de la autovía de los Viñedos. Además, la Avenida de la Cava está cortada en su entrada y salida.

En la localidad toledana de Guadamur ha quedado anegada tras haber alcanzado el agua un metro de altura, según la alcaldesa Sonia Gutiérrez, quien ha relatado que el torrente ha arrastrado varios vehículos, entre ellos el suyo y el de su esposo.

Coche arrastrado por la riada / REDACCIÓN
Coche arrastrado por la riada |REDACCIÓN

Además, aún no se conoce si la inundación ha afectado al yacimiento visigodo de Guarrazar ubicado a pocos kilómetros.

Asimismo, ha quedado interrumpido el servicio de AVE Madrid-Toledo y varias vías están cortadas al tráfico en la capital castellano manchega.

En Castellón, el barranco del Triador de Vinaròs se ha desbordado a consecuencia de las fuertes lluvias de las últimas horas y ha atrapado a algunas personas en sus vehículos, según ha informado a EFE el alcalde, Guillem Alsina.

Los equipos de emergencias siguen trabajando desde las 12 horas en Vinaròs para rescatar a todas las personas atrapadas en sus casas y en coches, tras las inundaciones que han comenzado a producirse este mediodía entre el sur de Tarragona y el norte de Castellón.

En Cataluña, en Els Alfacs de Alcanar (Tarragona), unos setenta clientes se han confinado en las instalaciones de su camping, por los desperfectos que se han producido en una docena de bungalows, situación ante la que se ha habilitado el pabellón municipal de la localidad.

En esta localidad tarraconense la tormenta ha descargado 232 litros por metro cuadrado, 77 de ellos en tan solo 30 minutos, según datos del Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC).

Además, de Alcanar han sufrido inundaciones en las comarcas del Montsià y el Baix Ebre, en Tarragona.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de tormentas