Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

La bandera de la igualdad abre una grieta más en la coalición de gobierno

La bandera de la igualdad y la ley trans han abierto una nueva grieta en la coalición de Gobierno y Unidas Podemos ha decidido este martes abstenerse en el pleno del Congreso al votarse la proposición de ley para la igualdad de trato y la no discriminación, impulsada en solitario por el PSOE.

Fuentes socialistas han destacado que se trata de la primera vez que ambas grupos no coinciden en la votación de una ley en el pleno y han acusado a la formación morada de "abrir esa puerta", mientras que desde Unidas Podemos se ha acusado al PSOE de "desleal" y de "desvirtuar" el pacto de coalición.

Ha sido un voto simbólico, ya que solo Vox ha mostrado su rechazo total a la iniciativa y ésta continuará su tramitación parlamentaria, pero ha agravado la lucha entre los socialistas y el Ministerio de Igualdad que lidera Irene Montero.

Han votado a favor 160 diputados, se han abstenido 133 y 52 han votado en contra.

Podemos ha querido dejar claro, según las fuentes consultadas, que su intención no era impedir la tramitación de la propuesta socialistas, sino evidenciar que el pacto con el PSOE implica un paquete legislativo completo contra la discriminación que incluye tanto esta ley, como otra de derechos LGTBI y la ley trans.

El Ministerio de Igualdad aspira a que estas dos leyes lleguen al Consejo de Ministros este mes de febrero, pero la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha destacado este martes que todavía necesitan "un tiempo razonable" para contar con la suficiente calidad normativa y seguridad jurídica.

Desde la tribuna del hemiciclo, el diputado de Unidas Podemos Ismael Cortés ha recriminado al grupo socialista que presentara en solitario una ley de igualdad de trato que deberían haber consensuado y firmado ambas formaciones y ha acusado al PSOE de "desleal" y de "desvirtuar en su forma y fondo el pacto de coalición". "Hoy es martes de Carnaval y el grupo socialista, a la vez que el Consejo de Ministros bloquea el avance de los derechos de las personas trans, utiliza el nombre de uno de los mayores referentes de derechos y libertades civiles en este país (Pedro Zerolo) para disfrazar el contenido de la ley, haciéndola pasar por algo que no es", ha denunciado.

El grupo socialista no ha respondido a estas críticas en el pleno, donde la diputada Beatriz Carrillo, gitana como Cortés, ha centrado su discurso en la necesidad de una ley que combata el "discurso de odio" de la ultraderecha. "En mi nombre, en nombre del pueblo gitano y de cada una de las personas que llevan marcadas las cicatrices de los duros latigazos que se reciben a través de los discursos del odio que ustedes promueven, les digo que nunca mas volveremos a agachar la cabeza", ha asegurado dirigiéndose a Vox.

En un duro discurso, la diputada de Vox Carla Toscano ha recordado que la igualdad de todos los españoles ya está recogida en la Constitución y regulada en el ordenamiento jurídico y ha considerado que la propuesta del PSOE es "una intromisión gravísima del poder político en la vida de los españoles". Ha advertido de los riesgos que puede conllevar la ley, ya que, según su opinión, cualquier persona podrá ser denunciada por discriminación socieconómica, sexual o étnica, y ha acusado a los socialistas de "querer blindar a sus colectivos" para seguir manteniendo sus "chiringuitos" de mujeres, inmigrantes o LGTBI.

El PP, por su parte, ha decidido abstenerse y su portavoz de Igualdad, Margarita Prohens, ha subrayado su voluntad de mejorar el texto en el trámite de enmiendas, lamentando que una iniciativa que parte del trabajo consensuado por todos los grupos se utilice ahora para la "lucha" entre los partidos del gobierno.

Ha sido una crítica generalizada, desde EH-Bildu, que ha reprochado al PSOE que ponga en el centro sus intereses partidistas y ha pedido poner fin a la "pelea interna", hasta Iñigo Errejón, quien les ha instado a no usar la Cámara "para meterse el dedo en el ojo unos a otros".

La portavoz de Ciudadanos, Sara Giménez, también de etnia gitana, ha hecho una llamada a la responsabilidad del Gobierno en esta materia, mientras que, desde ERC, María Carvahlo ha considerado que urge la ley de igualdad de trato y no discriminación, pero ha advertido al PSOE de que no debe bloquear la ley trans.

"Son ustedes Gobierno, hagan las cosas seriamente", les ha conminado desde el PNV Joseba Andoni Aguirretxea.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Congreso de los Diputados