El hospital Ramón y Cajal suspende las visitas y restringe los acompañamientos

  • También empieza a instalar camas en el gimnasio

Los contagios y el número de fallecidos por covid-19 en Madrid continúan subiendo (604 nuevos positivos y trece fallecidos en las últimas 24 horas). También preocupan las hospitalizaciones: ya son 1481 las personas ingresadas en planta y 169 en la UCI (estos representan en la región el 13% del total).

Estos datos obligan a los centros hospitalarios a tomar más medidas, como en el caso del hospital Ramón y Cajal, que ha decidido suspender las visitas y vuelve a habilitar el gimnasio ante el aumento de contagios por si tuviera que necesitarlo.

Se restringen también los acompañamientos a consultas externas

Con estas medidas, el hospital Ramón y Cajal se une a otros hospitales madrileños: se prohíben las visitas a pacientes hospitalizados y se restringe el acompañamiento a pacientes que daban acudir a consulta. En este segundo caso, solo se podrá acompañar a pacientes de consulta externa con una autorización médica.

Además, el gimnasio del hospital se ha vaciado y comienzan a montar allí más camas, tal y como se hizo en marzo, por si tuvieran que utilizarlas.

El hospital Ramón y Cajal comienza a montar camas en el gimnasio 'por si se necesitan'

Sin embargo, en este hospital no se ha tenido que suspender ninguna de las operaciones que estaban programadas para este mes.

Preocupan el aumento de ingresos hospitalarios

Los datos siguen siendo preocupantes en la región: 1907 nuevos positivos y 1500 ingresos hospitalarios. Y solo 173 pacientes han sido dados de alta en las últimas horas. Trece personas han fallecido.

Sin embargo, el vicepresidente autonómico, Ignacio Aguado, cree que de momento la presión hospitalaria es "razonable". "Tenemos solo el 10 o 15% de camas de los hospitales dedicados a pacientes covid”. Aguado también ha anunciado que se van a destinar 7,5 millones de euros para comprobar más pruebas PCR.

Una opinión que no comparten los sindicatos de sanidad, que ven cómo el incremento de ingresos hospitalarios comienza a afectar a su día a día igual que con la 'primera ola' de la pandemia. "Se están aplazando un gran número de intervenciones y esto está generando una importante lista de espera en los hospitales madrileños", dicen.

Por eso piden que se tengan claras las prioridades, y no se antepongan los intereses económicos a la salud de los ciudadanos.

Desde la Consejería de sanidad insisten en que se están tomando todas las medidas necesarias para que la situación siga controlada.

Mejores Momentos

Programas Completos