La familia de Víctor pide justicia y rompe a llorar en el juicio al kamikaze de la M-50

  • Piden la máxima pena posible para el acusado
Foto: EUROPA PRESS |Vídeo: Telemadrid

En el juicio contra el conocido como kamikaze de la M-50 se ha escuchado a la familia de Víctor, el joven fallecido. Consideran que no se trata solo de una conducta imprudente y piden la máxima pena posible para el acusado. En la sala ha habido momentos de tensión.

Los padres de Víctor L., visiblemente afectados, han pedido en el juicio al acusado por la muerte de su hijo tras embestir a su coche cuando circulaba en sentido contrario, de forma temeraria y bajo los efectos del alcohol por la M-50, “que se haga justicia” y “pase los máximos años posibles en la cárcel”.

Han remarcado ante el jurado popular que reclaman indemnizaciones por los daños morales y los tratamientos psicológicos y médicos que reciben tras la muerte de su hijo de 20 años, aunque han asegurado que devolverían las cantidades ya recibidas por la aseguradora del acusado, casi 200.000 euros, porque “no hay dinero en el mundo” que repare su pérdida.

La Audiencia Provincial de Madrid ha continuado este martes el juicio a Kevin C., acusado de acabar con la vida de Víctor L. al chocar con su vehículo cuando supuestamente circulaba por la M-50 en dirección contraria, de manera temeraria y triplicando la tasa de alcohol permitida.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular ejercida por la familia de la víctima piden para el procesado 15 años de cárcel por los delitos de homicidio doloso, conducción temeraria con manifiesto desprecio por la vida y contra la seguridad vial.

“Éramos uña y carne, lo único que me levantaba el ánimo en mi casa”

Los padres del fallecido, acompañados durante toda la sesión de una fotografía de su hijo, han declarado que era su mayor apoyo tras la muerte del otro hijo del matrimonio, que tuvo lugar casi un año antes del fatal siniestro en la M-50.

“Éramos uña y carne, lo único que me levantaba el ánimo en mi casa”, ha destacado su madre, que no ha parado de llorar durante el interrogatorio.

Al término de la sesión, ha intentado acercarse al acusado mostrándole la fotografía de Víctor, pero los agentes de Policía lo han impedido: “Mira, mira mi hijo”. Su marido ha espetado que “no tiene huevos a levantar la mirada”.

Foto: Telemadrid |Vídeo: Telemadrid

El acusado aseguró el pasado lunes ante el tribunal que no recuerda nada ni de las horas previas ni del propio accidente, solo que fue a “saludar” a unos amigos que se encontraban en un karaoke y que “tenía sueño”.

El padre de la víctima ha manifestado que su hijo tenía “muchos proyectos de vida”. También ha relatado que le consiguió a Víctor el trabajo en el que solo llevaba dos días y al que se dirigía cuando fue embestido. “Me arrepentiré toda la vida”, ha afirmado con la voz entrecortada.

También han declarado las abuelas, la novia y una tía del fallecido. Todas han confirmado que siguen recibiendo tratamiento psicológico y médico a consecuencia de la muerte de su ser querido.

La abuela materna ha manifestado que “fue un crimen” que les partió la vida. La otra abuela ha apuntado al finalizar su intervención que no le desea “nada malo” a Kevin C., solo que esté en prisión.

Por su parte, la novia, que ha roto a llorar al ver al acusado, ha relatado al tribunal que llevaba cinco años de relación con el fallecido y que tenían pensado irse a vivir juntos y tener un hijo.

El juicio continuará este miércoles con la declaración de más testigos.

Mejores Momentos

Programas Completos