Vídeo: Telemadrid | Foto: TELEMADRID

Madrid mantiene el dispositivo especial para vigilar los botellones cuando decaiga el estado de alarma

Quedan 58 horas para que decaiga el estado de alarma, el próximo domingo 9 de mayo, y con ello terminarán los cierres perimetrales, la prohibición de reunirse en casa con otros o el toque de queda.

Después de que el Gobierno haya renunciado a establecer una norma y dejado esta responsabilidad en las comunidades, de momento ninguna comunidad autónoma ha establecido las normas definitivas. Por ello, el Ayuntamiento de Madrid ha decidido mantener el dispositivo policial que vigilará especialmente los botellones en el nuevo escenario, y más con el buen tiempo.

La portavoz municipal y delegada del Área de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, lamentó este jueves que el Gobierno de Pedro Sánchez “haya perdido un año para haber podido evitar esta situación de inseguridad jurídica que se va a producir a lo largo de las próximas semanas” al decaer el estado de alarma. Sanz ha afirmado que “se tenía que haber previsto un plan B una vez que acabara el estado de alarma”.

Refuerzo policial los fines de semana

Sobre el dispositivo que llevará a cabo el Ayuntamiento de Madrid, Sanz apuntó que se adaptará en función de la normativa, pero matizó que “como aun no se ha dictado la normativa, todavía no sabemos qué va a regir”. De este modo, ha señalado que el dispositivo se adaptará a lo que dicten las autoridades sanitarias.

Sanz, ha explicado que, aunque todavía desconoce "qué es lo que va a regir" a partir del 9 de mayo, "lógicamente" tendrá que mantenerse el refuerzo de Policía Municipal ya vigente los fines de semana. Y en este sentido prevé que, independientemente de lo que decrete el Ejecutivo autonómico, "los dispositivos se reforzarán a nivel de posibles aglomeraciones en parques o de situaciones de botellón".

La también delegada de Seguridad y Emergencias ha admitido que el traslado de la actividad a la calle "facilita las actuaciones" de la Policía Municipal, dadas las dificultades jurídicas que presenta la intervención de fiestas ilegales en domicilios.

El fin del estado de alarma no es el de la pandemia

La responsable de Seguridad y Emergencias apuntó que desde el Consistorio madrileño han sido “siempre respetuoso” con las decisiones de las autoridades sanitarias, porque “son los que saben y deben adaptar la normativa a la necesidad”.

Sanz recalcó que la situación “no ha terminado”, por lo que “hay que seguir luchando en este combate a la vez que continúa el proceso de vacunación”. Así, “hay que ser cuidadosos para que no parezca que el fin del estado de alarma significa el fin de la pandemia”.

Mejores Momentos

Programas Completos