El crimen de Sueca desvela la necesidad de coordinación entre Juzgados de familia

  • Igualdad no descarta la creación de una alerta que informe a los juzgados de familia de las órdenes de alejamiento
Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

El Ministerio de Igualdad no descarta la creación de una alerta que informe de forma automática a los juzgados de familia de los casos en los que existe una orden de alejamiento, evitando así que ocurran crímenes machistas como el del niño de 11 años de Sueca (Valencia), presuntamente asesinado por su padre, condenado por violencia de género, durante el régimen de visitas.

En rueda de prensa, la delegada de Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha explicado que desde diferentes instancias se ha reclamado la puesta en marcha de este sistema de "alerta automática" en los servicios del sistema procesal cuando una de las partes tenga en vigor una orden de alejamiento.

Sin embargo, Rosell ha descartado obligar por ley a los órganos judiciales acceder al sistema de Registros Administrativos de apoyo a la Administración de Justicia (SIRAJ), ya que, según ha indicado, ya existe el "deber de diligencia debida" que permite a los profesionales del sector darse de alta y tener acceso a las plataformas de información.

A su juicio, cuando "hay diligencia" hay "una obligación de acudir" a estos datos a los que, ha insistido en su intervención, "todos los órganos judiciales tiene acceso" y, además, según ha indicado, tardan "tres minutos" en obtenerlos. "No hace falta una norma específica a desplegar", ha apuntado, para indicar que, tanto la Fiscalía de Sala de Violencia de Género como la Fiscalía en general sí tienen "jerarquía" respecto al resto de la carrera judicial como para "mandar una comunicación" o "una recomendación" al respecto.

De hecho, ha destacado que ya hay "muchos juzgados" que "tienen buenas practicas", no solo consultando el SIRAJ, sino también realizando "entrevistas privadas" cuando comprueban que hay un proceso de divorcio o separación y, aunque no haya denuncia por violencia de género.

A su juicio, esto es lo que se debería de hacer en un país en el que, según ha explicado, los datos de la Macroencuesta sobre violencia de género realizada por el Ministerio de Igualdad determinan que el 57,3% de las mujeres han sufrido algún tipo de violencia por el hecho de ser mujeres a lo largo de su vida. Es decir, según ha apuntado la delegada del Gobierno, "son más las que sí, que las que no".

Igualdad ha realizado un análisis de los hecho como, según ha apuntado Rosell, suele hacer cuando se producen este tipos de sucesos en los que el asesinato se produce a pesar de que la mujer había denunciado. El objetivo de este proceso, según ha señalado, es "mejorar la respuesta" de las instituciones y buscar "posibles huecos" que no estén del todo cubiertos.

Ha negado, de este modo, que estas actuaciones se realicen con el objetivo de "buscar fallos en actuaciones particulares" y, en este sentido, ha lamentado que haya quien ha "culpabilizado a las víctimas" de los hechos. En este sentido, Rosell ha declarado que, en estos casos la culpa es siempre del agresor o asesino.

El menor de Sueca se ha convertido en la primera víctima mortal menor de la violencia de género en lo que va de año, y la número 47 desde que se contabilizan estos datos, que es el año 2013.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos