Así es un simulacro de amerizaje en una piscina

  • Auxiliares de vuelo hacen sus prácticas en el Centro de Natación M-86
Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

Su rápida reacción puede salvar vidas. Y para ellos es fundamental no solo conocer la teoría para dar su característica 'charla antes de cada despegue, sino saber utilizar en la práctica todos los elementos de los que hablan. Hablamos, cómo no, de auxiliares de vuelo. Pero, ¿dónde realizan esas prácticas si hablamos de un simulacro de amerizaje del avión en el mar? ¡En una piscina!

Catástrofe aérea en la piscina del Centro M-86

Los auxiliares de vuelo tienen que aprender a reaccionar ante un accidente aéreo. En este caso, simulan una catástrofe aérea en alta mar, ante un posible amerizaje del avión. Pero en lugar de mar, utilizan piscinas.

En Madrid, la piscina del Centro de Natación M-86 es escenario con bastante frecuencia de simulacros de este tipo. Las escuelas de tripulantes de vuelo alquilan la instalación de natación más grande en superficie y precisamente es esta. Y lo es a nivel mundial. Hasta aquí llegan futuros auxiliares de vuelo de todos los países. En este caso, la mayoría son azafatas italianas y argentinas.

Las escuelas de tripulantes de vuelo alquilan estas piscinas para hacer sus prácticas obligatorias

Las azafatas de vuelo tienen que hacer 100 metros en dos minutos y medio, y aprender a usar la balsa salvavidas en el agua. La rapidez al nadar de los auxiliares de vuelo puede ser determinante en caso de amerizaje de un avión.

La parte más complicada, dicen, "es subir a la balsa salvavidas con la ropa mojada". El 'truco' que el instructor les explica, es desinflar un poco el chaleco salvavidas antes de intentar subir a ella.

Estas prácticas son obligatorias y necesarias para que todas estas jóvenes se conviertan en auxiliares de vuelo y puedan comenzar su etapa laboral. El curso de auxiliar de vuelo cuesta alrededor de 2.000 euros.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de piscinas