"Lo más importante es que los pasajeros vean la serenidad en nuestra cara"

En 33 años de trabajo Amelia Gómez, portavoz del Sindicato de Tripulantes Auxiliares de Vuelo de Líneas Aéreas, vivió tan solo una situación de emergencia dentro de una avión, similar al que está viviendo el avión de Air Canadá que tomará tierra en Barajas. Nos lo cuenta en el micrófono de Onda Madrid.

"Tuve que preparar la cabina en un vuelo de Madrid a La Habana, el 7 de julio de 1997, que no se me olvidará en la vida. Íbamos con cuatro gomas menos que habían estallado en el despegue, en el patín izquierdo", explica Amelia.

"Era un jumbo con 450 pasajeros, hasta arriba de combustible y habíamos llegado al punto de no retorno, por lo que se decisión seguir a La Habana".

"Se hizo un briefing, reuní a la tripulación y el comandante tomó la decisión de no se informar al pasaje hasta llegar a la Habana".

"El primer servicio muy bien, en el segundo de eliminó el alcohol, retiramos todas las mantas, preparamos a los pasajeros y pedimos ayuda a los que se encontraban en las ventanillas de emergencia... La gente se puso un poco nerviosa pero al ver que nosotros lo hacíamos de la forma más natural se relajaron un poco".

"Todos bien uniformados viendo como las palmeritas subían por las ventanillas del avión"

"Y todos bien uniformados viendo como las palmeritas subían por las ventanillas del avión. El piloto aterrizó de libro"

¿Cómo reaccionó el pasaje?. "Hay personas que se lo toma bien, hay otras que no son conscientes y otras personas que entran en pánico, por eso nos preparan para el control de masas. Pero lo más importante para los pasajeros es ver la serenidad en nuestra cara. Nos están mirando a la cara desde que entran en el avión", explica Amelia. "Lo peor es el paso del tiempo y prepararte para ese momento", nos explica.

"Nos preparamos para este tipo de casos pero también exige un ejercicio de autocontrol porque yo también tengo miedo", concluye Amelia.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Avión