Todo lo que encontrarás en Madrid Río, el parque madrileño del siglo XXI

Todo lo que encontrarás en Madrid Río, el parque madrileño del siglo XXI
Una mujer observa una de las zonas de Madrid Río |Europa Press

Siete kilómetros de recorrido. Para pasear, correr, montar en bici, contemplar el río Manzanares, o aprender a patinar... Y más de un millón de metros cuadrados con edificios históricos y algún vacío de otros que estuvieron y ya no están. Un campo de fútbol, una codiciada zona de skate y varias tirolinas. ¡Hasta un centro comercial!

Madrid Río, el parque del siglo XXI, comienza a hacer historia (a pesar de su juventud). Te contamos todo lo que encontrarás en él.

Los puentes históricos de un parque que no llega a la adolescencia

Poco a poco comenzamos a olvidar la imagen de antaño. Hace una década, el río Manzanares estaba rodeado a ambos lados una carretera repleta de coches: la M-30. Después de soterrarla, el parque comenzó a crecer, a pasos rápidos, convirtiendo la ribera del río en un lugar idílico, destinado al ocio, el deporte y la cultura.

Madrid Río es un parque con poco más de 11 años. Jovencito aún, pero que ya ha comenzado a escribir su propia historia. Por ejemplo, dio un adiós definitivo a todo un símbolo del Atlético de Madrid: el estadio Vicente Calderón. Y por contra dio la bienvenida a un enorme centro comercial que llenó de vida la zona sur del parque. Y además, a pesar de ser un parque joven, alberga algunos de los puentes con más historia de la ciudad.

Desde el puente de Praga hasta el puente de los Franceses, pasando por el de San Isidro, el de Segovia, el puente de Toledo o el puente del Rey. La ribera del Manzanares está salpicada de puentes con historia que la M-30 mantenía en un segundo plano. Puentes con cientos de años, como el de Segovia (1584), del puente de Toledo (1727), el puente del Rey (1816) o el de los Franceses (1862).

El Puente de Segovia, el más antiguo, es todo un símbolo de la ciudad. De estilo renacentista, fue construido por Juan de Herrera (el arquitecto del Monasterio de El Escorial y del Palacio de Aranjuez), y fue durante mucho tiempo una de las principales entradas a la ciudad (por la calle Segovia). Sin embargo, fue volado durante la Guerra Civil y al reconstruirse, se ensanchó y se añadieron algunos elementos, como un pequeño embarcadero.

Gracias a Madrid Río, los peatones han recuperado estos pasos con siglos de historia. También ha visto nacer alguno nuevo, con líneas más modernas, como las pasarelas artísticas del Matadero y el Invernadero (dos puentes gemelos obra de MRIO y West 8, que engloban un buen número de arquitectos) o el famoso Puente de Arganzuela o Pasarela Perrault, construido en 2011 por Dominique Perrault y que ya se ha convertido en todo un icono de Madrid.

La pasarela del Matadero, iluminada por la noche / E.E
La pasarela del Matadero, iluminada por la noche |E.E
Pasarela Perrault / Europa Press
Pasarela Perrault |Europa Press

Puentes de Madrid Río

Aquí tienes un listado de los principales puentes de Madrid Río y la parada de metro más cercana para visitarlos: 

  • Puente del Rey: Está entre la Casa de Campo y el Campo del Moro. (Metro Puerta del Ángel o Príncipe Pío)
  • Puente de Toledo: Incluye imágenes de San Isidro y Santa María de la Cabeza. Está junto a la glorieta de Marqués de Vadillo. (Metro Marqués de Vadillo o Pirámides)
  • Puente de Segovia: Es e puente más antiguo. Lo encuentras en la calle de Segovia. (Metro Puerta del Ángel o Príncipe Pío)
  • Puente de Arganzuela: Puente metálico con líneas esféricas que une Carabanchel con Arganzuela. (Metro Marqués de Vadillo o Pirámides). 
REDACCIÓN

Un gran pulmón verde

El gran Parque de Arganzuela: El principal beneficio de Madrid Río fue dotar a la ciudad de un nuevo 'pulmón'. Son siete kilómetros de zona verde, que va desde el Puente de los Franceses hasta la Plaza de Legazpi. A lo largo de este recorrido, un gran parque, el Parque de Arganzuela (con más de 200.000 metros cuadrados), se funde con infinidad de jardines. Por ejemplo, el jardín del Puente de Toledo, los de la Ermita Virgen del Puerto, los jardines de Aniceto Marinas, los del puente de Segovia y los jardines del Matadero.

Son jardines que incluyen además de la zona arbolada, juegos infantiles. Hasta dos tirolinas y un 'barco pirata'.

El parque de Arganzuela cuenta con 10 pasarelas que permiten cruzar el río y una 'playa urbana', un lugar donde muchas personas acuden a tomar el sol en primavera y verano o a refrescarse gracias a sus recintos acuáticos en forma ovalada, formados por fuentes a ras de suelo capaces de pulverizar agua, consiguiendo distintos efectos.

Los jardines del Puente de Segovia es una gran explanada verde salpicada de chopos, con un estanque desde donde se puede contemplar el puente.

El parque de Virgen del Puerto está en la orilla izquierda, entre el Puente del Rey y el Puente de Segovia. Y también en este margen del río se encuentran los jardines de Aniceto Marinas, a la altura de la Glorieta de San Vicente.

Un lugar para el deporte

La zona de skate, las pistas de tenis y el campo de fútbol: Madrid Río es además un lugar pensado para practicar deporte. Además de ofrecer un carril bici de 30 kilómetros de recorrido, el parque de Arganzuela incluye una zona de skate, un campo de fútbol (con una escuela de futbol 7 y fútbol 11) y una instalación para patinar.

El 'skatepark' está junto al puente de Praga, en el Paseo de Yeserías, y ofrece un amplio espacio de 1.500 metros cuadrados con varias pistas de skate, y una pista de patinaje de casi 600 metros cuadrados.

También existen pistas de tenis y pádel junto al Puente de Praga y otras pistas de pádel junto al paseo Marqués de Monistrol. En todos estos casos, se debe reservar la pista. El precio va desde los 5,60 a los 10,10 euros.

Cultura y edificios históricos

Madrid Río no solo es un parque sin más. Protege edificios históricos y ofrece un buen número de actividades culturales.

El Matadero: En realidad es un conjunto de edificios construidos en 1921 por el arquitecto Luis Bellido (autor también del mercado de Tirso de Molina), que en su día se utilizaron como mercado (sobre todo, del ganado). Hoy en día son de uso cultural, y ofrecen desde una biblioteca hasta presentaciones de libros o representaciones artísticas o exposiciones.

  • La casa del Reloj: Es uno de los edificios que engloban 'El Matadero'. También es obra de Luis Bellido, ahora es un centro cultural y sede del distrito de Arganzuela. Se encuentra en el Paseo de Yeserías, 6. 
Casa del Reloj / E.E
Casa del Reloj |E.E
  • El invernadero: Es otro de los edificios que forman parte del Matadero. Y bien podríamos llamarlo el 'Palacio de Cristal de Arganzuela'. Fue reformado en 1992 siguiendo el estilo de invernaderos europeos del siglo XIX, y ahora alberga en sus más de 7.000 metros cuadrados más de 9.000 especies de plantas. Está en Paseo de la Chopera, 10.

Para contemplar la ciudad

Por último, Madrid Río también es un lugar para contemplar Madrid. Para ello, ofrece algunos miradores a lo largo de todo el recorrido.

  • Mirador del Puente de Segovia: Desde el puente de Segovia puede verse la zona monumental de Madrid, la explanada del Rey y los jardines de la Ermita de Virgen del Puerto. 
  • Mirador del Puente de Arganzuela: Desde aquí se puede ver el entorno del Puente de Toledo con sus jardines y el parque de Arganzuela. 
  • Mirador del Centro Comercial Madrid Río: En la terraza más alta del centro comercial, puede verse el Matadero, los puentes artísticos gemelos y toda la zona sur  de la ribera del Manzanares.
Vistas desde el mirador del Centro Comercial Madrid Río / E.E
Vistas desde el mirador del Centro Comercial Madrid Río |E.E
  • Mirador de Huerta de la Partida: Está junto a la Casa de Campo, frente al Palacio Real. 
  • Mirador de San Vicente: Junto a la Glorieta de San Vicente y sobre los jardines de Aniceto Marinas. Desde ahí se puede ver la Casa de Campo, la Avenida de Portugal y el Puente del Rey.