Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

Mi cámara y yo: Cañadas y veredas

'Mi cámara y yo' recorre algunas de las cañadas reales que pasaban (y aún pasan) por Madrid, sin olvidar la Cañada Real Galiana, que hoy es punto conflictivo por el asentamiento ilegal de familias que escogieron este lugar para construir sus viviendas.

El programa comienza en la Cañada Real de La Moraleja. El llamado Paseo de la viuda de Aldama, que cruza la urbanización de lujosas casas, fue hace cientos de años el paso del ganado trashumante. Una cañada real que terminaba en el Palacio de La Moraleja.

Muy diferente es la Cañada Real Galiana a su paso por Madrid. A pesar de que estas vías pecuarias están protegidas para evitar que se construya en ellas, hace muchos años se levantó allí un asentamiento ilegal. 'Mi cámara y yo' lo visita para comprobar cuál es su forma de vida y en qué situación se encuentran después de que la compañía de luz cortara el suministro eléctrico en uno de los sectores por la sobrecarga generada por plantaciones ilegales de marihuana.

Por la Comunidad de Madrid pasan cuatro cañadas reales y cientos de vías pecuarias

Pero no hay que irse muy lejos del centro para hablar de cañadas reales. Madrid capital también estuvo atravesada por una cañada real, la que bajaba por la calle Alcalá. Intentaremos imaginar cómo era el paso del ganado por la Castellana y el Paseo del Prado.

Y terminamos el programa acompañando a uno de los pocos pastores trashumantes que quedan en nuestro país: Jesús Garzón. Viene hasta Madrid cada año con sus 1.500 ovejas desde los Picos de Europa. Para él no es solo una forma de vida, sino un trabajo necesario para el ecosistema.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ganadería