Practicar apnea a 20 metros de profundidad sin riesgos

  • La piscina más profunda de España para practica apnea está en Madrid
Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

Cada vez suma más adeptos, pero no está exenta de riesgo. Para practicar apnea hay que aprender de la mano de monitores expertos y encontrarse en un lugar seguro y vigilado. Por eso, uno de los mejores complejos para realizar esta modalidad es la piscina de Marépolis, que además es la más profunda de todo el país. Tiene un foso de 20 metros utilizado también para la práctica de buceo recreativo.

Sentir el cuerpo ingrávido

Marépolis nació como el proyecto personal de un informático amante del buceo. Se llamaba Pepe, y tras su muerte, este sueño siguió adelante y tomó cuerpo. Lo encontramos en pleno centro comercial de Alcorcón y lo primero que llama la atención es la variedad de actividades que encontramos en este Centro acuático. Desde sirenas que se mueven como peces hasta buzos y aficionados a la apnea.

Aquí precisamente se encuentra la piscina más profunda de España: tiene un foso de 20 metros de profundidad que se tiene que limpiar de forma manual, al no existir robot capaz de bajar hasta allí.

Para aquellos que bajan sin botellas de oxígeno, a pulmón, es como descender por un edificio de siete plantas. Todo un reto para los aficionados a un deporte de riesgo que precisa de un buen aprendizaje y mucho control. El buceo libre, la apnea, surgió por la apuesta de un capitán italiano de las fuerzas aéreas. Desde entonces, cada vez son más los que quieren experimentar la ingravidez absoluta en su cuerpo.

Un curso de apnea puede durar dos días y cuesta 345 euros

El diámetro del foso para practicar apnea (y buceo) es de 7 metros de longitud. La apnea es segura, comenta uno de sus instructores, "si se practica bien y acompañado. Hay gente que decide hacer apnea en su piscina o en su bañera". Y es ahí cuando llegan los accidentes, porque no cuentan con nadie que pueda sacarles en caso de algún problema.

En este centro disponen de botiquín y un equipo respiratorio de emergencia con bombonas de oxígeno preparadas para hacer frente a cualquier imprevisto.

El récord mundial en apnea es de Walid Boudhiaf, con un descenso de 150 metros en el Mar Rojo

La apnea, dicen quienes la practican, trabaja el cuerpo entero, pero sobre todo, la mente. "Se trabaja mucho el diafragma, y tiene muchos beneficios a nivel aeróbico, pero sobre todo, se trabaja la mente".

La edad, por cierto, es indiferente. "Tengo alumnos de apnea de 65 años".

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de piscinas