Marta Robles: "Si Isabel I no hubiera sido tan católica, habría sido feminista"

Marta Robles se da un descanso momentáneo del detective Roures para sumergirse en la intrahistoria más amorosa de la corte española. En ‘Pasiones carnales’ (Espasa), Marta repasa la relación entre el sexo y el poder a lo largo de doce siglos de historia de España.

"Ha sido brutal bucear en la historia desde el siglo VIII al XX, pasando por los monarcas y sus cortes, pero con datos que no aparece en las biografías oficiales y, en muchas ocasiones, se han ocultado de forma deliberada", dice la autora en Madrid Directo.

Y cuenta algunos ejemplos, como el de Leonor de Guzmán, concubina de Alfonso XI, que fue tratada como una auténtica reina y recibió numerosos favores del monarca. Tuvieron 10 hijos y uno de ellos, Enrique, se hizo con el trono de Castilla provocando un cambio de dinastía que nos lleva hasta los Reyes Católicos, puesto que Isabel I de Castilla es descendiente directa.

"Si Isabel no hubiera sido tan católica, habría sido feminista", cuenta la autora "porque era muy reivindicativa con las posibilidades de las mujeres en el poder".

Otra mujer, la cantante lírica Elena Sanz, tuvo tres hijos con el rey Alfonso XII. Su hijo y sucesor, Alfonso XIII era devoto de las películas porno, explica Marta, hasta el punto de que Romanones encargó seis películas para el monarca a cargo de los presupuestos de la casa real. La afición de Alfonso XIII por este género iba más allá de la de mero espectador, pues daba argumentos y participaba en los guiones.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Literatura