El Casino de Madrid recibe la distinción de la Casa Real

El Casino de Madrid incorpora el título de Real a su nombre y también a su imagen corporativa, que ahora luce la correspondiente corona. El Casino ha recibido la distinción de la Casa Real en un momento especialmente delicado, como está siendo la pandemia del coronavirus.

"Es todo un orgullo y una responsabilidad", asegura en Madrid Directo su presidente, Rafael Orbe. Sin embargo, la relación entre la Casa Real y el Casino "no es una novedad, ya que se remonta a muchos años atrás", explica Orbe.

El Casino se funda en 1836 por un grupo de jóvenes que querían formalizar sus encuentros cafés de Madrid. Un año después de su fundación, el Casino contaba ya con 180 socios, que participaban en tertulias, leían la prensa y jugaban a las cartas o el billar.

Su primera sede estuvo en el Barrio de las Letras y no fue hasta 1910 cuando se trasladaron al nuevo y flamante edificio de la calle Alcalá 15, declarado Bien de Interés Cultural.

El Casino atesora además un gran patrimonio artístico y arquitectónico, con obras de Benlliure o Julio Romero de Torres. Por sus salas han pasado socios ilustres como José de Espronceda, Arturo Soria, José Padilla o Antonio Palacios.

"El Casino quiere ser un lugar de reunión donde divertirse y formarse, para que todos los miembros de la familia puedan enriquecerse y compartir información y acceso a la cultura y contenidos de todo tipo", explica Orbe.

En la actualidad, el Casino cuenta con 1.800 socios, tanto particulares como empresariales, cuenta Orbe. “Inicialmente nace con una vocación individual pero desde hace muchos años tiene una orientación hacia la familia y al disfrute de las actividades deportivas, además de las culturales”, asegura el presidente.

Mejores Momentos

Programas Completos