Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

¿Por qué las mujeres son más propensas a sufrir trombos tras recibir la vacuna?

Hablando de cifras reales, entre una cantidad de 7 millones de dosis administradas se han producido 6 casos de trombos. En el caso de AstraZeneca, en España se están estudiando 12 casos de 2,5 millones de dosis administradas pero lo más preocupante, es que afecta más a las mujeres que a los hombres.

Mujeres menores de 60 años son las más propensas a sufrir episodios trombóticos

El perfil de personas que suelen padecer este problema vascular tras inyectarse la vacuna es el de una mujer menor de 60 años y que, pasadas unas dos semanas, sufre episodios trombóticos, de hecho, en el caso de Janssen, todos los casos que se investigan se han producido en mujeres.

Y la pregunta es ¿por qué los hombres son menos propensos a sufrir estos trombos?

Primero, las mujeres sufren más enfermedades autoinmunes que los hombres y cuanto más jóvenes son, más activos son sus sistemas inmunes y, por ello, más susceptibles.

Además, estas vacunas se han administrado en sectores donde hay una mayor cantidad de mujeres que de hombres, por ejemplo, según datos de la EMA, en el sector sanitario o la docencia un 67% de las personas vacunadas son mujeres.

Para conocer en profundidad cómo se producen estos trombos, en Juntos hemos contado con Rodrigo Rial, presidente del Capítulo Español de Flebología y Linfología de la SEACV.

“Las mujeres jóvenes tienen una inmunidad un poco diferente a cuando van avanzando en edad y es verdad que es mucho más sensible el sistema inmunológico entonces se cree que su mecanismo, mediado por la inmunología ataca a las plaquetas que acaban disminuyendo y las que quedan se vuelven más agresivas y por eso se producen los trombos”.

"Queremos lanzar un mensaje de tranquilidad porque existe 1 caso por cada millón de dosis administradas”

A pesar de ello, Rial lanza “un mensaje de tranquilidad a la gente que se lo ha puesto y a todos aquellos que están por ponérselo ya que existe 1 caso por cada millón de dosis administradas”.

La mejor referencia que encuentran los profesionales para sosegar a la población es la comparativa entre estos efectos adversos de la vacuna y los de otros medicamentos de uso tan corriente como las pastillas anticonceptivas.

“Una mujer que tome una píldora anticonceptiva tiene 4 o 5 veces más riesgo de sufrir una enfermedad tromboembólica que aquellas que no la toman, pero también es poco frecuente ocurra”, nos ha contado el presidente del Capítulo Español de Flebología y Linfología de la SEACV a la par que añade que “no existe ni va a existir una vacuna con riesgo cero, entonces lo que hay que hacer es poner en una balanza beneficio-riesgo y si lo que queremos es llegar a la inmunidad de rebaño tan ansiada, eliminando dos de las vacunas que más dosis iban a proporcionar va a ser bastante complicado”.

Mejores Momentos

Programas Completos