Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

El lugar escogido para Harry en el funeral del duque de Edimburgo

Si alguien esperaba que el funeral del duque de Edimburgo iba a ser una puesta en escena de la gran reconciliación en la familia Windsor, estaban en un error porque, a menos de 24 horas del último adiós al marido de la Reina Isabel II, en Londres se ultiman todos los detalles para que todo salga según lo previsto.

Reino Unido no vivía un acto así desde la muerte de Diana de Gales y ya está preparado el vehículo que transportará los restos del duque, un coche híbrido descapotable que él mismo diseñó hace 18 años. Este coche trasladará el cuerpo del príncipe Felipe desde el Castillo de Windsor, donde ha sido velado el cuerpo, hasta la Capilla de San Jorge, donde será enterrado.

Harry no caminará junto al coche que trasladará los restos del duque

Durante esta procesión, el coche fúnebre irá flanqueado por los 4 hijos del duque: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. Tras ellos, sus nietos.

Todo para evitar el reencuentro ante las cámaras del príncipe Guillermo y Harry. Por eso, la propia Isabel II, ha decido que no caminen juntos tras el coche fúnebre de su abuelo. Entre ellos, estará su primo Peter Phillips, hijo de la princesa Ana.

Su ataúd, de roble y plomo, estará envuelto en su estandarte personal, acompañado de una corona de flores, su gorra naval y su espada.

Por su parte, Isabel II, seguirá los restos de su marido en su propio vehículo.

Al funeral solo podrán acudir 30 familiares directos, siguiendo las restricciones marcadas por la pandemia por coronavirus.

A las tres de la tarde dará comienzo la ceremonia guardando un minuto de silencio en memoria del duque. En esta misa, se escucharán las canciones que el propio Felipe escogió, interpretadas por un coro de 4 personas y la Reina Isabel ocupará su lugar sentada sola en primera fila.

Una ceremonia solemne y discreta, acorde con la personalidad de un hombre que se mantuvo en un segundo plano toda su vida

La Reina también ha tomado otra decisión: todos los asistentes vestirán de civil y no de luto. Será así para evitar momentos incómodos ya que tanto su hijo Andrés como Harry no podrían utilizar el uniforme militar tras renunciar a sus responsabilidades como miembro de la familia real.

Todas estas medidas están tomadas con un único objetivo, dar imagen de familia unida, capaz de dejar los rencores a un lado en un momento dan doloroso.

Mejores Momentos

Programas Completos