Campazzo: "Me toca trabajar duro y evolucionar como jugador"

  • Entrevista exclusiva con el ya ex madridista, que comienza su adaptación con los Denver Nuggets
  • Se muestra agradecido al Madrid y no se ve en otro equipo en Europa: "Ojalá nuestros caminos se puedan volver a cruzar"
Foto: Onda Madrid |Vídeo: Onda Madrid

"Muy contento, adaptándome a los primeros días y conociendo la ciudad un poco". Son las primeras impresiones de Facundo Campazzo, recién llegado a Denver, en conversación con Onda Madrid y Telemadrid. Finalmente los pronósticos se cumplieron, y tras meses de incertidumbre, el "Facu" ya está en la NBA.

De hecho, no llega a una franquicia cualquiera. El base comienza la aventura americana con los Nuggets, semifinalista de conferencia, de modo que las expectativas son altas: "Hay un nivel increíble en el equipo", ha asegurado, aunque también matiza y calma.

"Sé que el primer año de adaptación puede ser complicado. Es un equipo de tremendo nivel, que juega por cosas importantes. Me toca trabajar duro, evolucionar como jugador y aprender de los errores para aprender en cada partido", señala Campazzo.

Eso sí, el argentino no se cierra la puerta a una posible vuelta al Madrid: "Me encantaría tener una bola de cristal, ojalá pudiera volver, pero no me gusta mucho pensar a largo plazo. Pero el Madrid es mi hogar, mi hija nació allí. Ojalá que nuestros caminos se puedan volver a cruzar. No me imagino en otro equipo en Europa", sentencia.

Sobre el cambio y el proceso de adaptación, Campazzo ha asegurado que los meses hasta que se confirmó su traspaso "fueron muy difíciles a la hora de afrontar la temporada" sabiendo que se iba a marchar. "Esa incertidumbre me puso nervioso", reconoce. Sin embargo, ha agradecido tanto al club como a los compañeros el tránsito: "El club siempre me ayudó y me facilitó cumplir mi sueño. Mis compañeros me ayudaron, naturalizaron todo y eso me lo guardo para siempre", ha señalado.

De hecho, hasta su propia madre le planteó sus dudas por el cambio: "Me decía que le encanta Madrid, que le cuestan los cambios... pero los que teníamos que hacer los cambios éramos nosotros...", recuerda riendo sobre la experiencia familiar. Y es que "este deporte te hace sentir un poco nómada, a pesar de haber estado siete años en Madrid", puntualiza.

El Facu sólo tiene buenos recuerdos de su paso por el Madrid: "Es un club que humanamente es increíble. No solo por sus logros y sus títulos, sino que es familiar", indica, a la vez que recuerda particularmente cómo tanto Llul como Noccioni "fueron dos personas muy importantes" en su adaptación y le hicieron sentir "parte de la familia".

Mezcla se sensaciones

Sobre si su despedida fue fría debido a las actuales circunstancias marcadas por la pandemia, el base reconoce que "con la afición habría sido un plus más", pero aseguro que ha recibido "mucho cariño por redes sociales". De hecho, habla de "mezcla de sensaciones", porque realmente no asumió que era el último partido.

Sobre el futuro, el Facu confía mucho en el trabajo de Laprovittola y no cree que el Madrid deba echarle de menos: "Ninguna individualidad es mejor que el equipo en sí. El Madrid siempre sale a pelear los títulos, aunque es un año muy atípico", ha señalado.

Su llegada la NBA es el último salto que le faltaba por dar. Allá donde ha recalado ha ido callando bocas. "Siempre lidié con ese tipo de cosas quizá por la altura, en un mundo de gigantes", señala, pero apunta: "No juego para callar bocas, amo jugar al baloncesto y disfruto mucho en la cancha".

Por delante, una temporada en la que espera enfrentarse a Stephen Curry, con el que aún no ha coincidido, y con su amigo Luka Doncic: "Luka está en un tremendo nivel, con un talento increíble. Tengo muchas ganas de verlo y defenderlo", confía.

Campazzo también ha hecho referencia la noticia deportiva de la última semana, el fallecimiento de Maradona: "Nos identificamos mucho con él porque en un momento complicado para Argentina luchó como nadie por su país, y eso enamoró", ha resumido.

Tiros libres: Respuestas rápidas a preguntas cortas

  • Mejor jugador que has visto en la Euroliga
    Llul y Larkin.
  • El más "pesado"
    Micic.

  • Un partido que recuerdes con el Madrid:
    La final de Belgrado, en 2018.

  • Una canasta:
    Un triple a una pierna contra el Barça.

  • Mejor celebración:
    Los cuatros títulos del primer año.

  • El mayor disgusto:
    Quedar fuera de la final de Vitoria.

  • Un compañero:
    !Sería muy injusto elegir a uno! Lapro, Gabi, Sergi, Rudy...

  • Un lugar de Madrid:
    Malasaña.

  • Ginobili:
    Uno de los mejores.
  • Llul:
    Ganador.

  • Laso:
    Jugar con felicidad.

  • MVP:
    Algo secundario.

  • El Palacio, 12.000 personas:
    Piel de gallina.

  • Una cancha: 
    Panathinaikos.

  • Comida favorita:
    Asado.

  • Una canción:
    'Fantástico', que afortunadamente he escuchado mucho.
C.S.B.

Por último, el Facu ha enviado un mensaje de agradecimiento a la afición madridista: "Un gracias se queda corto. Me ayudaron muchísimo, confiaron en mí, agradezco el apoyo en títulos y en derrotas, y que tengan seguro que cada decisión que tomé fue para que no salieran perjudicados equipo ni compañeros", concluye.