La Virgen que no quiso irse de Robledo

  • Conocemos la historia de la Virgen de Navahonda, patrona de Robledo de Chavela
  • 'Dos en la carretera' visita este jueves Robledo de Chavela y Fresnedillas de la Oliva
La Virgen que no quiso irse de Robledo
Virgen de Navahonda |Cofradía Ntra Sra de Navahonda

Robledo de Chavela es un municipio de la sierra oeste de la Comunidad de Madrid, situado a 65 kilómetros, entre las sierras de Guadarrama y de Gredos.

Este jueves, en 'Dos en la carretera', Carmen Alcayde y Óscar Martínez han preparado un programa muy especial y ‘espacial’ en Robledo de Chavela y Fresnedillas de la Oliva, pero antes echamos la vista atrás para recordar la historia de su virgen.

Ermita de la Virgen de Navahonda / Wikipedia
Ermita de la Virgen de Navahonda |Wikipedia

La ermita de la patrona de Robledo de Chavela, la Virgen de Navahonda, se encuentra a 11 kilómetros del suroeste del pueblo, enclavada en un paraje natural de gran belleza a los pies del Monte de la Almenara.

La historia cuenta que fue visitada por el rey Felipe II, por lo que se la relaciona antes del siglo XVI, pero se desconoce su fecha real de construcción.

El milagro de la Virgen de Navahonda

Virgen de Navahonda / Cofradía Ntra Sra de Navahonda
Virgen de Navahonda |Cofradía Ntra Sra de Navahonda

Como toda virgen, la de Robledo también hizo un milagro. Cuenta la leyenda que, en la época en la que el pueblo pertenecía a Segovia, varios vecinos encontraron la imagen en el Valle de Navahonda y la resguardaron de los musulmanes. Ahí estuvo escondida durante dos siglos hasta que en el año 1114 la encontraron unos pastores. Este hecho supuso un antes y un después al convertir a Robledo en un lugar de peregrinaje muy especial.

La historia de la patrona de Robledo

Sobre la historia de la Virgen de Navahonda hay dos versiones. La primera venera la imagen en Andalucía con el nombre de Virgen de los Remedios. Cuenta que, con la llegada de los musulmanes, fue trasladada y enterrada en Segovia durante 400 años, hasta que en 1113 se apareció su imagen a unos labradores. A partir de ahí, se veneró en una iglesia segoviana con el nombre de Nuestra Señora del Socorro, pero desapareció y se refugió en tierras robledanas.

Fue un pastor quien la encontró en el Valle de las Fuentes y el pueblo decidió construir una ermita en dicho lugar. Cuando esta noticia llegó a Segovia se inició un pleito para recuperar a la virgen y, tal y como cuenta la leyenda, las caballerías que la transportaban, a mitad de camino, se negaron a continuar por intercesión de la Virgen. Este hecho se representa en el Humilladero con una construcción de piedra poco antes de llegar a la ermita.

Sin embargo, existe otra versión que sitúa la primera aparición de la Virgen en Francia, desde donde fue trasladada a Andalucía para ser enterrada en Robledo. Según esta historia, a un pastor llamado Antonio se le apareció la virgen sobre una encina y le reveló el lugar donde estaba enterrada, donde más tarde se construyó su ermita.

De nuevo, los segovianos pensaron en recuperarla, pero la mula que llevaron al traslado se arrodilló sobre una piedra dejando sus huellas y, por tanto, fue imposible su traslado.

La Virgen de Robledo descansa todo el año en su ermita, salvo dos semanas que reside en el pueblo.

Una tradición muy presente

En recuerdo a los acontecimientos, desde la primavera de 1114, se celebra una romería que discurre por el camino entre Robledo de Chavela y Navahonda, por los montes de Almojón y La Almenara.

Además, los vecinos tienen la costumbre de acudir a la ermita al comprarse un vehículo para pedirle su protección.