Otoño... pero con 'veranillo' de San Martín en casa toda España

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

El tiempo estable por el ‘veranillo’ de San Martín se impondrá al menos hasta este domingo en gran parte de España con mucho sol y temperaturas suaves, al tiempo que la borrasca Blas irá perdiendo influencia en el área mediterránea, sobre todo en Baleares.

Este 'veranillo' aparece algunos años en torno al 11 de noviembre coincidiendo con la festividad de San Martín y se produce por la influencia de un anticiclón que bloquea la entrada de perturbaciones atmosféricas, lo que favorece los cielos soleados, algunas nieblas matinales en el interior peninsular y temperaturas generalmente agradables que en muchas zonas superarán los 20 grados centígrados.

Respecto a la borrasca Blas, continúa aislada en el Mediterráneo occidental y con su centro en el entorno de Baleares, según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que añadió: “Aunque se trata de un área de bajas presiones no muy extenso, es capaz de provocar mal estado de la mar, vientos intensos y lluvias fuertes en el archipiélago balear y puntos del área mediterránea peninsular”.

Del Campo apuntó que el resto de España estará “bajo los efectos de altas presiones atlánticas, lo que garantiza tiempo estable para lo que queda de semana, pocas lluvias y temperaturas en ascenso, aunque con algunos bancos de nieblas y ambiente frío de madrugada”.

De hecho, la predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que las temperaturas serán ligeramente más altas de lo normal hasta este domingo en amplias zonas y los termómetros marcarán más de 20 grados en el área mediterránea, el cuadrante suroeste peninsular y ambos archipiélagos.

Fin de semana

Entre el viernes y el domingo habrá chubascos de nuevo en Baleares, el sur de Cataluña y puntos costeros de la Comunidad Valenciana, aunque irán ya perdiendo intensidad con respecto a días previos. No obstante, no puede descartarse que algunos de ellos sean localmente fuertes.

Esos tres días habrá nubes y alguna llovizna en el Cantábrico. En el resto de la península predominarán los cielos poco nubosos o con algunos intervalos de nubes, sobre todo en el norte, aunque seguirán soplando vientos intensos del norte y del este en Baleares y puntos de las regiones mediterráneas.

Los vientos irán aflojando en el resto de las zonas, lo que facilita la formación de nieblas y nubes bajas de madrugada y a primeras horas de la mañana en lugares del interior peninsular.

Las temperaturas subirán ligeramente en ese tramo final de la semana. Las heladas serán menos abundantes y los valores diurnos podrían superar los 20 graos en el área mediterránea y puntos del valle del Guadalquivir. A orillas del Cantábrico se esperan cerca de 18 grados. Los termómetros marcarán valores más bajos el domingo en la mitad norte peninsular.

Próxima semana

Aunque aún hay incertidumbre en la predicción meteorológica, la inestabilidad podría continuar a comienzos de la próxima semana, si bien irá a menos. En el resto de España es posible que predomine el tiempo estable, sin descartar algunas lluvias en el extremo norte peninsular. Las temperaturas bajarán y es posible que vuelvan las heladas a amplias zonas del interior, también con probables bancos de niebla.

Respecto a Canarias, tendrá cielos nubosos en el norte y el este de las islas de mayor relieve durante lo que resta de semana, con posibles lluvias débiles en esas zonas. Soplarán vientos flojos a moderados y las temperaturas apenas variarán. No se descarta que en la próxima semana haya precipitaciones abundantes en las islas occidentales.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Otoño