El incendio forestal de Zamora arrasa 30.800 hectáreas y ya es el más grave del siglo

  • El incendio se encuentra estabilizado y sin llama, aunque sigue activo y no se descarta algún repunte puntual
Foto: EUROPA PRESS |Vídeo: Telemadrid

El incendio forestal de la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, ha alcanzado una superficie de unas 30.800 hectáreas, según la estimación realizada por la Junta de Castilla y León en base a las imágenes del helicóptero de coordinación, lo que lo convertiría en el más grave del siglo.

El fuego sigue activo, aunque se encuentra estabilizado y sin llama. Ocupa un perímetro de más de 120 km y una extensión exacta de 30.799,3 hectáreas, de las que cerca de la mitad serían de superficie forestal arbolada.

España activa el estado de alerta roja por los incendios forestales
España activa el estado de alerta roja por los incendios forestales
España activa el estado de alerta roja por los incendios forestales

España activa el estado de alerta roja por los incendios forestales

La bajada de temperaturas la noche del sábado al domingo contribuyó a mejorar la situación del incendio y el viento, algo menor que en días anteriores, ha favorecido la extinción. Pese a eso, el incendio sigue activo, pero sin llama, y no se descarta alguna reproducción puntual, tal y como han informado fuentes del operativo de incendios.

Evacúan una base de brigadas forestales cercada por el fuego en Zamora
Evacúan una base de brigadas forestales cercada por el fuego en Zamora
Evacúan una base de brigadas forestales cercada por el fuego en Zamora

Evacúan una base de brigadas forestales cercada por el fuego en Zamora

La mejoría permitió que los vecinos de la veintena de localidades desalojadas que pasaron fuera la noche del sábado al domingo regresasen a sus casas y se reabrieran las vías de comunicación cerradas a causa del humo y las llamas, como las carreteras nacionales N-631 y N-525 y la vía férrea del AVE Madrid-Galicia.

En la zona se han desplegado casi setecientos efectivos de extinción, la mitad de ellos de la UME

A las consecuencias medioambientales del incendio y su incidencia en recursos socioeconómicos como los micológicos se suma además la pérdida de biodiversidad que supone la quema de algo menos de un millar de colmenas, según una primera estimación de la asociación de apicultores Apis Durii.

Su secretario técnico, Francisco Alonso, ha advertido que el número de colmenas dañadas podría duplicarse o triplicarse en los próximos días, a medida que se abran otros cajones si hay muchos en los que, pese a no tener daños aparentes en su parte exterior, la cera se ha derretido a causa del incendio y las abejas se han asfixiado.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos