Denuncian que el conductor de la EMT de la línea 77 no hizo nada para parar la agresión racista

Gina y María denuncian que el conductor del autobús de la EMT de la línea 77 donde ocurrió la agresión racista "no hizo nada y siguió su camino, como si no hubiese pasado nada". Ambas son testigos presenciales de la agresión.

Por su parte, y tras conocer los hechos, el Ayuntamiento de Madrid ha abierto una investigación para esclarecer la agresión racista en este autobús de la EMT.

Gritos, insultos y agresión

“¡Vergüenza, a tu puto país!”, le gritó el agresor del autobús a una persona hispanoamericana que no quiso levantarse de su asiento, relatan a Telemadrid las testigos que fueron quienes grabaron las imágenes que se difundieron en las redes.

Según relatan las testigos, la mujer le contestó: “No me voy a mi país, porque ya estoy en mi país”. El agresor “empezó entonces a dar golpes en la barandilla del autobús muy, muy fuerte”.

La pasividad del conductor

“El conductor del autobús –manifiesta- no hizo nada… se bajaba gente…, seguían discutiendo, y así hasta que ya le llegó la hora de bajarse a la chica y entonces la agredió”.

“El conductor no paró, no llamó a la Policía, no hizo nada, él siguió su camino, y eso no debería quedar así”, aseguran.

Ambas testigos grabaron lo ocurrido y en el vídeo se puede se puede escuchar cómo los acompañantes del hombre, al que llaman Arturo, intentan que pare de agredir a la chica latinoamericana.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Agresión homófoba