Los vecinos de Arganzuela se movilizan contra la construcción del Espacio Delicias

  • Reclaman la paralización de la obras y la construcción de equipamientos públicos para el distrito
Foto: Telemadrid |Vídeo: Telemadrid

Los vecinos de Delicias y Legazpi se quejan de la instalación de un macroespacio de ocio muy cerca de sus casas. Es el llamado Espacio Delicias y está previsto que acoja espectáculos y una zona de restauración. Los vecinos aseguran que va en contra del Plan General de Ordenación Urbana y piden al Ayuntamiento que dedique el terreno, que es propiedad de Adif, a usos dotacionales.

Los vecinos del distrito de Arganzuela, de los barrios de Delicias, Legazpi y Chopera, protestarán este martes contra la instalación del macroespacio. La protesta está convocada a las 19.30 horas en la explanada junto a los terrenos que Adif tiene en el distrito de Arganzuela, anexos al Museo del Ferrocarril.

El Espacio Delicias ya se está empezando a construir y tiene prevista su puesta en marcha en septiembre. Se trata de unos 57.000 metros cuadrados que ahora mismo no tienen ningún uso y parte de los cuales Adif, dueña de los terrenos, ha alquilado a una promotora privada para la instalación de un macroespacio de ocio, que incluirá espectáculos y una amplia zona de restauración.

Los vecinos consideran que el Ayuntamiento de Madrid no debía haber concedido licencia para este tipo de negocios privados en unas parcelas de suelo público de uso dotacional. Reclaman, en su lugar, la construcción de equipamientos públicos necesarios y largamente reclamados desde hace 25 años. Aseguran que Arganzuela es un distrito con más de 100.000 habitantes y casi sin dotaciones .

Además, los vecinos temen que este proyecto se convierta en definitivo y sea un lugar en el que los “fiestódromos” sean habituales y tenga un impacto ambiental negativo para todos ellos.

El complejo contará con cuatro carpas dedicadas a musicales, cabaret y comedia, así como exposiciones y otras actividades además de una zona al aire libre dedicada a la gastronomía, conciertos, música y performances. Estará gestionado por la productora y promotora de espectáculos Lets Go.

Paralización de la obras

Los vecinos alertan del "uso privativo, para negocios privados, de unas parcelas de suelo público de uso dotacional, al tiempo que se aplaza sine die la construcción de equipamientos públicos necesarios y largamente reclamados por las entidades ciudadanas".

Por ello, exigen "la inmediata paralización de las obras que ya se están llevando a cabo y la puesta en marcha de ese plan director que dé paso a la construcción de dotaciones de carácter público que vienen reclamando desde hace años, como una biblioteca, un centro de mayores, plazas de educación pública y zonas deportivas.

Impacto ambiental

Asimismo, los vecinos también alerta de los problemas que ocasionará al vecindario, "con ruidos procedentes tanto del funcionamiento de las instalaciones (generadores, torres de aire acondicionado, tareas de mantenimiento y de carga y descarga ), como de la afluencia de miles de personas, que deberán atravesar zonas residenciales para la entrada y salida al recinto".

Será un cúmulo de "contaminación acústica y lumínica, en horarios además no compatibles con la vida familiar", junto a "un incremento del tráfico rodado en una zona con escasas plazas de aparcamiento", dicen.

El proyecto fue paralizado en 2019 "por falta de licencias municipales" pero "se ha reactivado tras la pandemia", dicen.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Madrid