Una Nochebuena con anorak y esperando la vacuna

La periodista de ABC, Sara Medialdea se refiere a cómo estas Navidades serán diferentes pero también cambiantes. “Esta Nochebuena llegamos sin cuerda floja. Con un toque de queda a las 1.30h para que nos dé tiempo a llegar a casa. Aunque ya advierte la presidenta que lo del toque de queda igual cambia en días posteriores. Se van a incorporar una docena de zonas básicas de salud a las restricciones.

La Nochevieja a ver cómo lo pasan. En los comercios no se ve ni una lentejuela, porque la nochevieja la pasaremos en casa. Los que quieran salir, necesitan el salvoconducto. Llegaremos a las cenas con anorak, puesto que ya sabemos que es mejor una pulmonía que un covid”, ironiza.

Julio de la Fuente detalla el plan de vacunación comenzará el domingo en residencias. “Llegan las vacunas el sábado y comienza el domingo en tres residencias: una pública y dos concertadas. Una elección hecha por tamaño y accesibilidad.

La vacuna la pueden poner enfermeros formados y médicos de los geriátricos. La estrategia es poner las dos dosis, en 3 semanas, para que empiece a actuar la inmunidad. Las recibirán 65.000 internos de residencias. NO es obligatoria. Luego, a sanitarios de primera fila de urgencia y summa. En total, 140.000 personas. Luego turno grandes dependientes. Y después a la población general mayor 65 años, suponemos”.

Medialdea, señala que el consejero de Transporte, Ángel Garrido le ha enviado una carta al ministro Ábalos para recordarle algunos hechos. “Acaba de anunciar un plan de inversiones para Rodalíes en Cataluña por más de 6.300 millones de euros, pero en Madrid sigue pendiente un plan de Cercanías que se aprobó en 2018 . Hacen falta más aportaciones del gobierno al Consorcio de Transporte madrileño y lo que piden es que nos quiera un poco más y se acaben los agravios”, termina.

De La Fuente, culmina el intercambiador con una queja de los Bomberos de Madrid. “Al parecer el Ayuntamiento les ha pagado los servicios solidarios a las familias que hicieron en el confinamiento de manera altruista. Y no les parece moral hacerlo, tanto, que lo han tildado de deleznable”.