Marruecos dice que la ministra Laya pone en cuestión "el respeto mutuo"

Arancha González Laya
Arancha González Laya |EFE

La embajadora marroquí en España, Karima Benyaich, criticó "las recientes declaraciones a la prensa y ante el parlamento" de la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, que según ella "ponen en cuestión el respeto mutuo y la confianza a las que hizo referencia el presidente del Gobierno español", Pedro Sánchez.

La embajadora, llamada a consultas por su gobierno a Rabat la pasada semana, hizo esta declaración leída ante los medios desde la sede del ministerio de Exteriores en al capital marroquí, adonde fueron llamados los medios de comunicación con carácter de urgencia.

Sánchez pide a Marruecos "confianza y respeto" a las fronteras de Ceuta y Melilla
Sánchez pide a Marruecos "confianza y respeto" a las fronteras de Ceuta y Melilla
Sánchez pide a Marruecos "confianza y respeto" a las fronteras de Ceuta y Melilla

Sánchez pide a Marruecos "confianza y respeto" a las fronteras de Ceuta y Melilla

Benyaich aclaró que las declaraciones de González Laya a las que hacía referencia no son unas en concreto, sino "varias a lo largo de estos días", y consideró que en ellas "presenta hechos erróneos y utiliza palabras inapropiadas".

La embajadora se preguntó si esas declaraciones "son una torpeza personal de la ministra o si reflejan las veleidades de ciertos medios en España contrarios a la integridad territorial del reino (en referencia al Sáhara Occidental), causa sagrada del pueblo y las fuerzas vivas de la nación".

"La crisis actual -continuó Benyaich- ha desvelado las segundas intenciones y los objetivos de ciertos medios en España que siguen perjudicando los intereses superiores de Marruecos desde la recuperación del Sáhara marroquí en 1975", en referencia a la Marcha Verde, dijo Benyaich.

La embajadora concluyó diciendo que por estas palabras de la ministra, "Marruecos toma nota y actuará en consecuencia", sin entrar en otros detalles.

La ministra española de Asuntos Exteriores invocó ayer miércoles la “discreción” para no precisar qué contactos se han podido mantener con autoridades de Marruecos para resolver la crisis entre ambos países ocasionada por la hospitalización en España del Frente Polisario, Brahim Ghali, y la entrada la pasada semana de unos 8.000 inmigrantes irregulares en la ciudad española de Ceuta ante la pasividad de la policía de Marruecos en la frontera.

En rueda de prensa, González Laya aseguró que Ghali "saldrá de España cuando esté fuera de peligro y haya acabado la razón por la cual está en nuestro país, una situación médica de orden crítico".

Además, subrayó que el Gobierno español es consciente del "rechazo" que la decisión sobre Ghali ha causado en Marruecos y está "plenamente abierto al diálogo y a mirar al futuro" ya que siempre ha creído que "Marruecos en un país socio y amigo de España y así queremos que siga siendo" y que ambos países se benefician de mantener una buena relación y del progreso mutuo.