1.300 madrileños conmutaron multas por labores de limpieza en 2020

Una persona limpia un parque para conmutar la multa impuesta
Una persona limpia un parque para conmutar la multa impuesta |Telemadrid.es

Un total de 1.300 madrileños conmutaron sus multas por incumplir la ordenanza municipal de limpieza por prestaciones sustitutorias a lo largo del año 2020, cifra que, a pesar del parón de tres meses en la iniciativa por culpa de la pandemia, supone un 70 % más que la participación en 2019.

"Los participantes en el programa aseguran que no piensan repetir la infracción y ponen en valor la importancia de mantener limpia la vía pública"

La portavoz del Ayuntamiento de la capital, Inmaculada Sanz, ha dado este dato en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, donde ha destacado que los participantes en el programa "aseguran que no piensan repetir la infracción y ponen en valor la importancia de mantener limpia la vía pública".

El Gobierno municipal ha dado luz verde este jueves al nuevo contrato de servicios para la prestación social sustitutoria de las sanciones por incumplimiento de la ordenanza de limpieza, por valor de 668.600 euros y duración de dos años.

Infracciones habituales

La infracción más cometida por las personas que se acogen a la prestación sustitutoria es orinar en la vía pública (83,9 % del total), seguida por tirar residuos (7,1 %), ensuciar por hacer botellón (3,8 %) y realizar grafitis (2,6 %).

Más excepcionales son otras infracciones como limpiar los coches en vía pública, no recoger los excrementos de mascotas o el mal uso de los recipientes para reciclar.

Perfil del infractor

Los infractores son mayoritariamente universitarios (el 45 %) y hombres (el 84 %), de entre 18 y 29 años en un 68 % de los casos.

Los participantes en el programa efectúan, durante varios días y en función de la sanción cometida, las actuaciones básicas de limpieza viaria, como barrido manual con cepillo o escoba, retirada de pegatinas y carteles de elementos de mobiliario urbano o vaciado y limpieza de papeleras.

Para el desarrollo de la prestación, los sancionados se distribuyen en grupos de un máximo de ocho personas por tutor, cumpliendo un mínimo de cinco horas

Respecto a la posibilidad de aplicar esta prestación sustitutoria a quienes participan en fiestas ilegales o botellones incumpliendo las reglas sanitarias, como sugirió en su día el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, Sanz ha explicado que actualmente no es posible al ser esa normativa de escala autonómica, por lo que tendría que ser la Comunidad de Madrid quien la introdujese.