Los distritos de Barajas y de Tetuán tendrán piscina de verano en 2023

Los distritos de Barajas y de Tetuán tendrán piscina de verano en 2023
Pies en piscina |DOMINIO PÚBLICO

El Ayuntamiento de Madrid acaba de comenzar sendos proyectos para construir piscinas de verano en los distritos de Barajas y de Tetuán, que no tienen equipamientos de este tipo, y prevé que ambas obras estén finalizadas en 2023.

Lo ha anunciado en el pleno municipal la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, quien ha explicado que la iniciativa responde a "una histórica demanda vecinal" y que las piscinas compartirán parcela con los nuevos centros deportivos municipales que se construirán en la calle Mistral (Barajas) y en el paseo de la Dirección (Tetuán).

Fuentes municipales han abundado que ambas instalaciones contarán con piscina de 50 metros, otra infantil, vestuarios con espacio adaptado para personas de movilidad reducida, almacén y sala de instalaciones, y en los exteriores habrá zonas de césped artificial y playas de material antideslizante.

García Romero ha hecho este anuncio durante el debate de una iniciativa plenaria presentada por Más Madrid y que ha sido aprobada con el apoyo de los otros tres grupos de la oposición (PSOE, Vox y mixto), instando al área de Obras y Equipamientos a retirar sus proyectos para construir los dos nuevos polideportivos de Tetuán y Barajas y otros cuatro en Hortaleza y Fuencarral-El Pardo.

La oposición ha exigido al Gobierno que retire los estudios de viabilidad ya elaborados por no ajustarse a la realidad de los distintos barrios, y que realice una nueva propuesta para cada una de las instalaciones, previo consenso con el tejido vecinal y deportivo.

Más Madrid ha denunciado que los seis estudios de viabilidad plantean "el mismo centro deportivo", ignorando las particularidades y necesidades específicas de cada zona. "Les da igual que la población de cada distrito, de cada barrio, sean mayores, niños, tengan unas necesidades y unos hábitos", ha lamentado la edil Mar Barberán, quien ha pedido que se utilicen "datos sociodemocráticos" para cada proyecto y que estos no se limiten a concebir gimnasios "que replican prácticamente lo que hay a 300 metros" con titularidad privada.

Asimismo, ha criticado que todos los nuevos polideportivos proyectados por el Ayuntamiento sean en régimen de concesión de obra pública, adjudicándose a un inversor privado que paga las obras a cambio de asumir la explotación, lo que para Más Madrid representa "una chapuza integral" que blanquea "el poder dar un pelotazo urbanístico a través del deporte".

La portavoz del grupo mixto, Marta Higueras, ha lamentado "la defunción de los espacios al aire libre para practicar deportes colectivos", mientras que la socialista Natalia Cera ha aseverado que el Gobierno "sigue sin escuchar a los vecinos ni atender sus necesidades".

Y la edil de Vox Arantxa Cabello ha apuntado que, si bien aprueba la apuesta por la colaboración público-privada, los seis estudios de viabilidad a los que se refería la iniciativa son "calcados unos de otros", y ha exigido "hacer un estudio de demanda y, además, no interferir en la competencia de aquellos que, con su esfuerzo, tienen un negocio como puede ser un gimnasio".

Por su parte, García Romero ha afeado a Más Madrid que critique una fórmula que evita costes al Ayuntamiento y le permitirá construir catorce centros deportivos en esta legislatura, mientras que durante el mandato de la exalcaldesa Manuela Carmena no se hizo ninguno.

"¿Cuántos equipamientos nuevos hicieron? Cero; mucho hablar, mucho debatir, para nada, para engañar a los ciudadanos", ha espetado la delegada, quien ha recordado que el procedimiento de la concesión de obra pública "es legal" y que el actual Gobierno ha comprometido la inversión de 130 millones de euros en nuevos equipamientos deportivos, reformas y mejoras de los ya existentes.