Madrid instala tornos 4.0 en las once estaciones de Metro con mayor afluencia de viajeros

  • Feria de Madrid, Callao, Legazpi, Moncloa, Plaza de Castilla, Sol o Pacífico, entre las estaciones con mejoras
Madrid  instala tornos 4.0  en las once estaciones de Metro con mayor afluencia de viajeros
Estación de la Gran Vía |Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid ha extendido el modelo 4.0 a las once estaciones de la red de Metro de Madrid con mayor afluencia de viajeros, para lo que ha modernizado 170 equipos de peaje.

Los tornos, similares a los recientemente instalados en la estación de Gran Vía, cuentan con una novedosa tecnología que implica mejoras en materia de información al viajero y accesibilidad, ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

Las estaciones en las que se ha llevado a cabo esta actualización son Aeropuerto T2, Feria de Madrid, Argüelles, Callao, Legazpi, Moncloa, Opera, Plaza de Castilla, Plaza de España, Sol y Pacífico, donde se están llevando a cabo las últimas pruebas.

La empresa pública Metro de Madrid comenzó la modernización de los tornos de sus estaciones con los instalados en la estación de Gran Vía, reabierta el pasado mes de julio, tras una serie de obras de remodelación. Esta estación cuenta con 17 modernos equipos de control de validación, patentados por Metro de Madrid --de los que seis están destinados a usuarios con movilidad reducida-- distribuidos en dos vestíbulos.

Estos modelos ocupan menos espacio que los tradicionales, disponen de una interfaz más intuitiva y una pantalla que informa al usuario sobre la validación del título de transporte empleando gráficos y texto en el lector sin contacto y en el suelo, además de Iluminación LED en las puertas, para informar al viajero sobre el resultado de la validación.

El proyecto ha supuesto una intervención sobre los elementos físicos y el software de los equipos para acomodarlos a la nueva tecnología definida por el modelo de estación 4.0. La adaptación se ha centrado en la zona de validación, donde se han ubicado pantallas TFT (Thin Film Transistor) de 10 pulgadas y lectores con iluminación, lo que permite un sistema de validación fácil, entendible y visible.

Ofrece un código de colores para que los clientes sepan en todo momento el estado en el que se encuentra el equipo y si la validación de su título de transporte a la hora de acceder a la estación ha sido correcta o existe algún tipo de problema. También ofrece la posibilidad de dar mensajes sobre la situación de la Tarjeta de Transporte Público (TTP), su validez y billetes pendientes en la misma.

Con esta actuación, la Comunidad de Madrid ha señalado que "continua con su compromiso de ofrecer el mejor servicio al cliente y consolidar nuevos productos basados en la tecnología de Industria 4.0 y big data, que permiten proporcionar mayor información y prestaciones a los viajeros". El contrato para poder llevar a cabo este proyecto ha sido cofinanciado con fondos FEDER.