Desarticulado un grupo que distribuía cocaína en vehículos caleteados en Alcobendas y San Sebastián de los Reyes

Agente de la Policía Nacional con el material incautado
Agente de la Policía Nacional con el material incautado |JEFATURA SUPERIOR DE POLICIA

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal dedicado a la distribución de cocaína en vehículos caleteados en las localidades de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes.

La investigación se inició a raíz de la detención de un varón en mayo del pasado año cuando los agentes detectaron que vendía la sustancia estupefaciente desde el garaje de su finca. Los agentes descubrieron un sofisticado compartimento en el airbag del vehículo del arrestado que servía para ocultar dicha sustancia. Las primeras pesquisas policiales permitieron averiguar que el hermano del arrestado era el dirigente de un grupo conformado por varias personas, dedicado a la venta de sustancias estupefacientes.

Estaban especializados en la preparación de la cocaína y en su corte con otras sustancias, la cual “cocinaban” en pisos de la organización.

La operación se ha dividido en dos fases, las cuales se han saldado con un total de 18 detenidos como presuntos autores de los delitos contra la salud pública y de pertenencia a grupo criminal, también se procedió a la intervención de casi tres kilos de cocaína y más de 23.000 euros.

Contaban con gran equipamiento

El grupo criminal estaba perfectamente estructurado y definido, el cual estaba dotado de una amplia red logística, destacando teléfonos “corporativos”, vehículos “caleteados”, garajes y domicilios de seguridad. Estos últimos, eran empleados a modo de “cocinas” para llevar a cabo la preparación y corte de la sustancia.

El principal investigado y jefe del entramado, se encargaría de gestionar las llamadas de los clientes y dirigir a su equipo que culminaría la venta en los puntos previamente acordados.

Los agentes pudieron conocer que la organización se regía por una norma: respetar el “toque de queda” establecido en cada momento. Por lo tanto estaba prohibida la distribución de la droga más allá de las horas permitidas. Además, si alguno de los vendedores no podía encargarse de la venta, el jefe no dudaba en ser él mismo quien hiciera llegar la mercancía.

14 arrestos en la primera fase

En el marco de un primer operativo transcurrido a finales de marzo, que contó con la colaboración de Policía Local de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, se efectuaron entradas y registros en cinco domicilios de los investigados. Los agentes incautaron casi 2 kilogramos de cocaína, seis vehículos, casi 10.000 euros en efectivo, un machete y diversas básculas de precisión, además de otras sustancias y útiles para la preparación de la cocaína.

Se practicaron 14 detenciones como presuntos responsables de los delitos contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal. Siete de ellos ingresaron en prisión tras pasar a disposición judicial.

4 detenciones más en la segunda etapa

En un segundo dispositivo desarrollado a finales de mayo, en el que también participaron agentes de la Policía Local de estos municipios, se procedió a la detención de cuatro individuos más, los cuales presuntamente estarían suministrando al grupo criminal la sustancia de corte.

Asimismo, se llevaron a cabo entradas y registros en los domicilios de los cuatro implicados, donde se intervinieron más de un kilogramo de cocaína, casi 14.000 euros en metálico, dos vehículos, básculas de precisión, útiles para la división de la dosis y diversa sustancia de corte. Tras pasar los arrestados a disposición judicial, se decretó el ingreso en prisión de uno de ellos.