Desarticulada en Majadahonda una banda que robaba documentación y luego la falsificaba para financiar compras tecnológicas

  • Los detenidos, son cuatro hombres y una mujer
  • Se ha localizado el domicilio utilizado para realizar las falsificaciones interviniendo elementos de última generación
Desarticulada en Majadahonda una banda que robaba documentación y luego la falsificaba para financiar compras tecnológicas
Agentes de la Guardia Civil |EUROPA PRESS

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Area de Investigación de Majadahonda, con el apoyo de sus homólogos de Las Rozas, han detenido a cinco personas, entre los que se encuentra el cabecilla de la organización, por su presunta implicación en delitos de estafa, usurpación de estado civil, falsificación de documento público y amenazas, ha informado la Comandancia de Madrid.

Fruto del análisis de las denuncias interpuestas en el Puesto de la Guardia Civil de Majadahonda, los agentes constataron el aumento de denuncias por estafas, concretamente por compras y financiación de material electrónico y telefonía de última generación que las víctimas no habían realizado.

Además, confirmaron que todas las personas que habían sido víctima de este delito previamente habían sufrido la sustracción o la pérdida de su documento de identificación, por lo que se puso en marcha un operativo para lograr identificar a las personas que se encontraban tras esta actividad delictiva.

Después de recopilar datos y visualizar imágenes de los lugares donde se habían producido las sustracciones de la documentación y de los lugares donde se habían adquirido los efectos, se fue cerrando el círculo entorno a un grupo de cinco personas, entre los que los agentes lograron identificar al cabecilla del grupo, un ciudadano de origen guineano, quien tiene antecedentes por hechos similares, que se encargaba de confeccionar la documentación necesaria para obtener los elementos.

Previamente habían obtenido los documentos con los que realizarían las compras. Los guardias civiles han podido saber que una misma documentación era utilizada para adquirir varios productos y financiarlos, hasta que consideraban que estaba 'quemada'.

El líder del grupo ejercía una estrecha vigilancia sobre sus subordinados cuando adquirían los efectos y presentaban la documentación falsa para solicitar los créditos, llegando a merodear por la zona para comprobar que la compra se realizaba con éxito.

Tras situar los domicilios donde tenían fijada su residencia en el distrito madrileño de Carabanchel y en Pozuelo de Alarcón, se realizó el correspondiente registro domiciliario, localizando los agentes en la vivienda unifamiliar del líder del entramado en Pozuelo elementos y útiles para poder realizar las falsificaciones, además de más de medio centenar de documentos de identidad y extractos bancarios para su futura utilización.

Del estudio de la documentación realizado hasta el momento se desprende que el grupo habría estafado al menos a 80 personas de todo el territorio nacional, y que habría obtenido unos beneficios cercanos al medio millón de euros. Así mismo, se sospecha que los efectos adquiridos eran revendidos de manera inmediata a terceras personas.

Los detenidos son cuatro hombres y una mujer con edades comprendidas entre los 21 y los 42 años, que han pasado a disposición de la autoridad judicial competente.