Cuatrocientos vendedores del Rastro piden al Ayuntamiento que se abra el tradicional mercadillo

  • Los comerciantes siguen pidiendo al Ayuntamiento por séptimo domingo consecutivo que acepten sus propuestas.
Manifestación en El Rastro
Manifestación en El Rastro |EFE

Tras cinco meses sin poder poner sus puestos por el virus, comerciantes y vendedores del Rastro han protestado por séptimo domingo consecutivo para pedir la apertura inmediata del mercadillo y una mesa de trabajo presencial con el Ayuntamiento en la que se pueda "llegar a un acuerdo" para retomar la actividad de forma "justa y digna".

'De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, ¡cueste lo que cueste!' o '¡Cueste lo que cueste, el Rastro se defiende!' son algunas de las consignas que han marcado la protesta en la plaza de Cascorro convocada por la Asociación El Rastro Punto Es, la asociación Argatsana y la Asociación Independiente del Rastro (Asiveras), secundada por unas 400 personas, según los convocantes.

'De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, ¡cueste lo que cueste!'

La vicepresidenta y portavoz de la primera de las entidades citadas, Mayka Torralbo, ha indicado a Efe que han vuelto a manifestarse "para seguir reivindicando que el Rastro de Madrid se abra ya, con la propuesta" que han hecho los comerciantes de instalar un 50 % de los puestos un domingo y el otro 50 % el domingo siguiente bajo el criterio de "un puesto sí y otro no" para poder guardar las medidas de seguridad, y en los sitios habituales.

Piden instalar un 50 % de los puestos un domingo y el otro 50 % el domingo siguiente

'¡¡Almeida, el alcalde de Madrid, amenaza el histórico Rastro!, se podía leer en una gran pancarta que que llevaban los manifestantes, que acudieron con abundante cartelería. 'Madrid sin Rastro, Madrid sin rostro' y 'Sí al 50 % pero en nuestros sitios', rezaban algunos de ellos.

Desde el Consistorio "insisten" en trasladar doscientos de esos puestos a la calle Gran Vía de San Francisco, que se encuentra "a viente minutos del epicentro del Rastro", algo que Torralbo considera "incomprensible a estas alturas". La última reunión mantenida entre los comerciantes y el Consistorio fue el pasado 15 de julio, y la tercera y última propuesta municipal pasa por abrir el 50 % de los puestos pero en "minimercadillos", "aislados y desconectados" entre sí y del resto del Rastro.

Según ese plan, un total de 500 puestos podría colocarse en la Ribera de Curtidores (147), Vara del Rey (74), Campillo del Mundo Nuevo (52), Gran Vía de San Francisco (196) y en Ribera de Curtidores, en la zona de Arganzuela (28).