Condenado a cinco años de cárcel por apuñalar a un hombre tras llamar varias veces a su telefonillo en Alcalá

  • El fiscal solicitaba ocho años en su escrito de acusación
Telefonillo a la entrada de un portal
Telefonillo a la entrada de un portal |EUROPA PRESS

Un acusado de apuñalar a un hombre después de que hubiera llamado varias veces al telefonillo de su vivienda ha alegado en el juicio que actuó en legítima defensa para defender su vida al afirmar que la víctima se dirigió a él con una botella para agredirle en el transcurso de una discusión.

El fiscal solicitaba ocho años de cárcel en su escrito de acusación por un delito de homicidio en grado de tentativa y una indemnización de 9.350 euros en concepto de responsabilidad civil. Sin embargo, la pena ha quedado reducida a cinco años de cárcel al alcanzar el acusado un acuerdo de conformidad con la fiscal.

"Me arrepiento de las lesiones que sufrió pero no de defender mi vida. Este señor era un delincuente común, un borracho, un toxicómano, un pastillero y vino a por mí con una botella", ha manifestado al inicio de la vista oral, a cuya prueba se ha renunciado con el acuerdo de conformidad.

El escrito de acusación señala que sobre las 15.30 horas del 7 de septiembre de 2019, A. G. B. se encontraba en su vivienda de Alcalá de Henares y que "sintiéndose molesto" porque P. M. A. R. había llamado varias veces al telefonillo de la vivienda, bajó a la calle portando un cuchillo.

Una vez allí, el acusado le asestó varias cuchilladas, una de las cuales le impactó en el cuello y la otra en el tórax "por lo que sangraba abundantemente por el cuello, necesitando para salvar su vida, ser trasladado urgentemente por la ambulancia y recogido por el helicóptero del SUMMA, y ser trasladado al Hospital 12 de octubre de Madrid, donde tuvo que ser sometido a una intervención quirúrgica urgente".

El acusado, que llevaba manchada su ropa de sangre, fue detenido tras esconderse en los portales de la calle Beatriz Galindo donde entregó a los agentes un cuchillo de cocina con mango negro con restos de sangre. A. G. B. se encuentra privado de libertad por esta causa desde el 7 de septiembre de 2019.