La Comunidad de Madrid reabre al tráfico los puentes de la M-305 sobre la M-307 y el ferrocarril en Aranjuez

  • Se ha reparado también el Puente Largo sobre el  Jarama
  • Se inyectará hormigón en los pilares de este paso histórico sobre el río
El Puente Largo de Aranjuez
El Puente Largo de Aranjuez |Telemadrid.es

La Comunidad de Madrid ha reabierto al tráfico los dos puentes que dan servicio a la localidad de Aranjuez, una vez que han concluido los trabajos de mantenimiento y conservación necesarios para garantizar la seguridad del paso de los vehículos, según explicó este lunes el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez.

Los puentes reparados son los situados en la M-305 (P.K. 1) sobre la M-307 y el puente sobre el ferrocarril. Pérez, que visitó estas obras, que han supuesto una inversión de 2,1 millones de euros.

La circulación en el Puente Largo de Aranjuez se reduce a un único carril
La circulación en el Puente Largo de Aranjuez se reduce a un único carril
La circulación en el Puente Largo de Aranjuez se reduce a un único carril

La circulación en el Puente Largo de Aranjuez se reduce a un único carril

Un puente monumental

Junto a estas infraestructuras, se ha reparado también en la M-305 el emblemático Puente Largo de Aranjuez sobre el río Jarama, que ha contado con un presupuesto adicional de 2,5 millones de euros.

Pérez ha asegurado que estas obras está previsto concluirlas entre finales del verano y el principio del otoño de 2021. Ya en el año 2019 este puente fue objeto de obras de mejora.

Las labores que restan por realizar son las inyecciones de hormigón en los pilares del puente, así como la reparación de pretiles, que se irán ejecutando en función del caudal del río.

Los trabajos de rehabilitación de esta obra de ingeniería del siglo XVIII incluyen la reparación de los elementos que estaban deteriorados o dañados de la superestructura, pilas, cimentaciones, bóvedas y pretiles, relacionados de forma directa con la capacidad de servicio del puente.

Refuerzo y recuperación

Se ha actuado directamente sobre el origen de las patologías descritas como la impermeabilización, sistema de drenaje, pavimento y aceras.

Las intervenciones en el Puente Largo incluyen también el fresado del firme para rebajar la rasante hasta el nivel de entrada del agua en las gárgolas, la renovación del revestimiento de la acera de la margen derecha, limpiando cada pieza de piedra, y la recuperación de las aceras mediante un tratamiento de limpieza con agua a presión.

La estructura del Puente de la M-305 sobre el ferrocarril ha sido también asegurada y reforzada con nuevas vigas de hormigón para el anclaje de los pretiles metálicos y las barreras laterales de protección en la denominada superestructura del puente. En esta zona se ha renovado el firme y las juntas de dilatación, así como la señalización horizontal y vertical.