La Comunidad dona a Cáritas 3.000 litros aceite de oliva virgen para su labor social

  • Se trata de excedentes de producción del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (Imidra) del Centro de Olivicultura de Aranjuez
La Comunidad dona a Cáritas 3.000 litros aceite de oliva virgen para su labor social
La Comunidad dona a Cáritas 3.000 litros aceite de oliva virgen para su labor social |@ComunidadMadrid

La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, ha entregado este viernes a Cáritas una donación de 3.000 litros de aceite de oliva virgen para su labor social. Se trata de excedentes de producción de las investigaciones que realiza el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (Imidra) en el Centro de Olivicultura de la Finca experimental La Chimenea, ubicada en Aranjuez.

Es una pequeña muestra de gratitud a la labor social de la Iglesias Católica", ha apuntado la titular de Agricultura que ha destacado la "entrega permanente" de Cáritas con todos los necesitados, porque "siempre están en los momentos difíciles".

Cáritas atendió en 2020 a casi 3 millones de personas, 400.000 más que en 2019
Cáritas atendió en 2020 a casi 3 millones de personas, 400.000 más que en 2019
Cáritas atendió en 2020 a casi 3 millones de personas, 400.000 más que en 2019

Cáritas atendió en 2020 a casi 3 millones de personas, 400.000 más que en 2019

"En la pandemia se ha conocido más la extraordinaria labor que realizan cuidando de los enfermos, acompañando a los más débiles y cuidando de las personas mayores con su labor de solidaridad extraordinaria.

Martín ha recordado que la Comunidad de Madrid ha donado más 7.000 litros de aceite en los últimos siete años, así como otros alimentos sobre los que Imidra investiga para mejorar su producción y rendimiento. Normalmente, se entregan productos frescos y de temporada coincidiendo con los periodos de recolección.

En 2020, en plena crisis provocada por el Covid-19, estas donaciones alcanzaron las 15 toneladas entre frutas, hortalizas, verduras, legumbres y aceite, lo que supuso un incremento del 20 por ciento respecto a 2019.

Paloma Martín ha recordado que a lo largo del año mantienen colaboraciones con distintas organizaciones sociales poniendo productos del Imidra "todo tiempo al servicio de la sociedad". "Tenemos que reconocer la labor social de muchas entidades, entre ellas la Iglesia Católica, para ayudar a los más necesitados", ha reiterado.