Arranca el juicio al alcalde de Colmenar y 12 cargos por presunta prevaricación

Jorge García, alcalde de Colmenar Viejo
Jorge García, alcalde de Colmenar Viejo |EUROPA PRESS

El alcalde de Colmenar Viejo, Jorge García, y otros dos exalcaldes y diez ediles y exediles de Colmenar Viejo , todos del PP, comienzan a declarar este martes en un juicio por un presunto delito de prevaricación urbanística continuada, ante el que García ha defendido "totalmente" la legalidad de las actuaciones que se investigan, porque “se actuó bien” y “lo volvería a hacer”.

El juicio se celebra en el Juzgado de lo Penal de la calle Albarracín 31 y se prorrogará los días 23, 25 de junio y 1 de julio para juzgar el presunto delito de prevaricación urbanística continuada en el que está procesado García junto a los dos regidores anteriores, Miguel Ángel Santamaría y José María de Federico, y otros 10 ediles y exediles.

La investigación hace referencia a 16 concesiones de licencias que se adjudicaron en torno al año 2008 pese a existir informes desfavorables por incumplir la normativa, ya que las obras no se ajustaban al proyecto por el que se concedió la licencia y "en ningún caso" se tomaron las medidas necesarias para su subsanación, según el escrito que presentó la fiscalía.

La mayoría de los casos hacen referencia a la autorización de construcciones que sobrepasaban la altura permitida o incumplían las condiciones de salubridad de calidad del aire, el retranqueo de los edificios establecidos en el Plan General de Ordenación Urbana, la altura de las edificaciones o sus condiciones estéticas.

A su entrada al juzgado, el alcalde ha asegurado a la prensa que hoy “es un día muy especial” para él porque, después de “enormes retrasos” y de un “juicio paralelo totalmente injusto en el que se le ha acusado de corrupción y prevaricación” durante los últimos siete años, “por fin se sienta ante la justicia” para poder dar explicaciones.

García ha hecho hincapié en que él solamente participó, hace una década y cuando era concejal de Cultura, en la concesión de una licencia de primera ocupación a 16 viviendas que cumplían “estrictamente con todas la normativa urbanística”, y en las que “el único problema” es que “faltaba” el contrato definitivo con la compañía suministradora de la luz, el contrato con Iberdrola.

Ello se debe, ha añadido, a que la constructora estaba en concurso de acreedores y tenía una deuda con Iberdrola, por lo que ha apostillado que no conceder esa licencia “lo único que hubiera provocado es que los propietarios no hubieran podido acceder a su vivienda en un largo periodo de tiempo”.

Asimismo, ha incidido en que el Ayuntamiento de Colmenar Viejo había sido condenado previamente en dos ocasiones por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) porque no aplicó el principio de proporcionalidad en la concesión de licencias, en sendos casos en que también faltaban dos cuestiones menores.

García ha sostenido que la investigación se basa en una denuncia anónima que se presentó en Fiscalía, y ha lamentado estar acusado de un delito de prevaricación, cuando la concesión de una licencia no conlleva “ningún tipo de delito”.

“Defiendo totalmente la legalidad en mi participación en una única licencia” ha aseverado el edil, para afirmar que “hoy lo volvería a hacer”.