Alarma en Perales del Río por la pestilencia del arroyo de La Abulera

  • Los vecinos afirman este afluente no cesa de verter aguas negras en el río Manzanares, provocando un hedor insoportable
  • Estudian pedir la intervención de la Fiscalía de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid
Alarma en Perales del Río por la pestilencia del arroyo de La Abulera
Vertidos del arroyo de La Abulera en Perales del Río |FRAVM

La vecindad de Perales del Río está harta de que su barrio siga siendo "un auténtico sumidero de Madrid y Getafe". Afirman estar cansados de soportar los persistentes malos olores y las regulares plagas de insectos que genera el degradado cauce del río Manzanares y las aguas turbias de uno de sus afluentes, el arroyo de La Abulera, que atraviesa la zona.

La Asamblea Vecinal de Perales del Río ha comprobado junto al jefe de la Policía Local el estado de los vertidos, se plantea ahora pedir la intervención de la Fiscalía de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid.

“Ayer las aguas bajaban negras y despedía un olor muy fuerte, como a producto aceitoso, gasóleo o algo así”

Los vecinos y vecinas de este barrio de Getafe limítrofe con la capital llevan décadas soportando las consecuencias del insalubre arroyo de La Abulera, pero en los últimos días su mal estado ha causado alarma en el barrio, afirman.

“Ayer las aguas bajaban negras y despedía un olor muy fuerte, como a producto aceitoso, gasóleo o algo así”, indica Ángel Castiblanque, del citado colectivo vecinal y de la Plataforma Salvemos el Manzanares.

Aguas sin depurar

Antes de llegar a Perales del Río, La Abulera discurre junto al polígono industrial de Los Olivos, que se encuentra en el kilómetro 12 de la N-IV, a las faldas del Cerro de los Ángeles. Después muere en el Manzanares, donde lo hace sin que depuradora alguna limpie sus aguas, a pesar de que, paradójicamente, la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Butarque se encuentra a muy pocos metros.

Cauce del arroyo / FRAVM
Cauce del arroyo |FRAVM

El arroyo pasa muy cerca del Colegio Santa Teresa de Jesús y de las viviendas de las calles Dolores Valle y Monte Perdido, una de las zonas más afectadas por sus vapores.

“El Ayuntamiento de Getafe y la Confederación Hidrográfica del Tajo La Abulera tienen que actuar con urgencia, limpiando y dejando en buen estado el arroyo y sus inmediaciones, ya que su degradación es insostenible”, subraya la Asamblea Vecinal de Perales del Río, que ha mantenido reuniones con los responsables de estas dos instituciones para buscar una solución al problema, "hasta ahora en vano".

Plagas de insectos

A la contaminación odorífera hay que añadir un problema más grave, el de las plagas de insectos, principalmente de mosquito y mosca negra.

“En estos días ha vuelto a aparecer la mosca negra, que deja unas picaduras tremendas, así que nos tememos una primavera y un verano insoportables, como ha ocurrido otros años”, alerta Castiblanque.