Putin y los líderes de Crimea y Sebastopol firman el acuerdo de integración

El presidente ruso, Vladímir Putin, y los líderes de Crimea y Sebastopol han firmado un tratado bilateral por el que se acoge a la república de Crimea y a la ciudad de Sebastopol en el seno de la Federación Rusa. La firma tuvo lugar en una ceremonia solemne ante el pleno del Parlamento ruso y los jefes de todas las regiones rusas, reunidos en la Sala de San Jorge del Gran Palacio del Kremlin.

El primer ministro de Crimea, Serguéi Axiónov, el jefe del parlamento, Vladímir Konstantínov, y el jefe de la ciudad de Sebastopol, Alexéi Chali, que se integrará en Rusia como ciudad federada, suscribieron el acuerdo. Tras la firma, tanto Crimea como Sebastopol (donde tiene su base la Flota del Mar Negro), se convirtieron automáticamente en sujetos de la Federación Rusa.

En el tratado se señala que los habitantes de Crimea adquieren la nacionalidad rusa, si "en el plazo de un mes" no declaran su voluntad de mantener su actual nacionalidad. El acuerdo también contempla la celebración de elecciones regionales en Crimea y municipales en Sebastopol en septiembre de 2015.

Hasta entonces, las autoridades actuales de Crimea seguirán ejerciendo el poder. Se establecen tres idiomas cooficiales en el territorio de la península: ruso, ucraniano y crimeano-tártaro.Crimea tiene unos dos millones de habitantes, de los cuáles cerca del 60 por ciento rusos, 24 por ciento ucranianos y 12 por ciento tártaros.

CRIMEA EN EL SENO DE LA FEDERACIÓN

Previamente, el presidente ruso, Vladímir Putin, había propuesto al Parlamento acoger a Crimea en el seno de la Federación Rusa. Tras ello, Putin anunció la firma inmediata de un tratado bilateral, en la reunión del pleno del Parlamento que se celebra en el Kremlin.

El presidente ruso afirmó que "Crimea siempre ha sido y seguirá siendo" parte de Rusia, al intervenir ante el pleno del Parlamento ruso, reunido en el Kremlin, para anunciar su decisión sobre la entrada de la península en la Federación Rusa.

Putin fue recibido a su llegada con una enorme ovación por los diputados y senadores en la Sala San Jorge del Kremlin, donde también se encuentran los líderes de la rebelde autonomía ucraniana que aprobó su paso a Rusia en un referéndum el domingo.

El mandatario aseguró que hoy se decide "una cuestión de vital importancia" para Rusia, después de calificar de "histórica" la consulta celebrada el 16 de marzo en Crimea y que arrojó un 97 por ciento de votos a favor de la unión con Rusia.

Putin se apoyó en estos resultados, así como en la historia de Crimea, para argumentar su intervención, y se refirió a los valores comunes que comparte la península con Rusia. "En Crimea están las tumbas de los soldados rusos, y la ciudad de Sebastopol es la patria de la Flota del mar Negro", señaló, en medio de estruendosos aplausos de los diputados, muchos de ellos con la cinta patriótica de San Jorge prendida en sus solapas.

También incidió en la posición del Kremlin, que considera ilegítimo al actual poder en Ucrania, y añadió que muchos órganos estatales ucranianos están en manos de radicales.

Vladímir Putin afirmó que en el caso de Ucrania Occidente "se ha pasado de la raya". "Todo tiene sus límites, y en caso de Ucrania nuestros socios occidentales se han pasado de la raya, se han comportado de manera grosera, irresponsable y poco profesional", dijo Putin en su intervención ante el pleno del Parlamento ruso reunido en el Kremlin, transmitida en directo por la televisión.

Putin dijo que Rusia no aspira a incorporarse otras regiones de Ucrania, ni busca dividir ese país. "Rusia no busca dividir a Ucrania. No tenemos necesidad de ello", afirmó Putin, en referencia a las regiones orientales de Ucrania con mayoría de población rusa, a la que -dijo- "defenderemos por medios políticos y diplomáticos".

PUTIN: NO AYUDAR A CRIMEA HABRÍA SIDO UNA TRAICIÓN

Vladímir Putin aseguró que Rusia no podía dejar sin respuesta la petición de la autonomía ucraniana de Crimea para su reunificación con Rusia porque "habría sido una traición". "No pudimos dejar sin respuesta la petición de Crimea y de su pueblo. No ayudar a Crimea hubiera sido una traición", dijo Putin ante el pleno del Parlamento ruso.

Negó, como ya hiciera en otras declaraciones desde el inicio de la crisis ucraniana, que las tropas rusas hayan ocupado la península de Crimea, como han denunciado Ucrania y la comunidad internacional. "Las tropas rusas siempre han estado allí.

Se fortaleció esa agrupación" (de la Flota rusa del Mar Negro, emplazada en Sebastopol), pero ni siquiera hemos superado el límite de nuestras Fuerzas Armadas en Crimea", acordada con Ucrania en los 25.000 efectivos, subrayó Putin.

El jefe del Kremlin recordó que aunque el Senado ruso autorizó el envío de tropas a Ucrania en caso de una escalada de la violencia en el país vecino, él no ejerció ese derecho. "Nos hablan de la intervención rusa en Crimea, de una agresión. Se hace raro escucharlo. No recuerdo en la historia ni un solo caso en el que una intervención se haya realizado sin un solo disparo y sin víctimas", subrayó.

UCRANIA NO RECONOCE LA INCORPORACIÓN DE CRIMEA EN RUSIA

Ucrania no reconoce la anexión de la autoproclamada República de Crimea y del municipio crimeo de Sebastopol a la Federación de Rusia, consumada hoy mediante un tratado firmado en el Kremlin, según declaró el Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano.

"No reconocemos ni reconoceremos nunca ni la así llamada independencia, ni tampoco el así llamado acuerdo de incorporación de Crimea en la Federación de Rusia", dijo a los periodistas el director de Política Informativa de la Cancillería ucraniana, Yevgueni Perebeinis.

El diplomático ucraniano aseguró que la firma del tratado bilateral por el que se acoge a la república de Crimea y la ciudad de Sebastópol en el seno de la Federación Rusa "no tiene nada en común con la democracia, ni con el derecho ni con el sano juicio".

Tras la firma, tanto Crimea como Sebastópol (donde tiene su base la Flota rusa del mar Negro), se convirtieron automáticamente en sujetos de la Federación Rusa. Crimea tiene unos dos millones de habitantes, de los cuáles cerca del 60 por ciento son rusos, 24 por ciento ucranianos y 12 por ciento tártaros.

OBAMA CONVOCA A LÍDERES DEL G7 PARA ANALIZAR LA SEMANA PRÓXIMA LA CRISIS EN UCRANIA

El presidente de EE.UU., Barack Obama, invitó a los líderes del Grupo de los Siete (G7) a reunirse la semana próxima en La Haya para analizar la crisis en Ucrania y los próximos pasos a seguir. Obama, que iniciará este domingo una gira por Europa, convocó a los líderes del G7, formado por EEUU, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y el Reino Unido, a reunirse paralelamente a la Cumbre de Seguridad Nuclear prevista en La Haya, según detalló la Casa Blanca en un comunicado.

Por su parte, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó en Varsovia que la comunidad internacional "condena" la violación de la soberanía de Ucrania, y anunció futuras sanciones contra Rusia.Biden, quien se reunió con el primer ministro de Polonia, Donald Tusk, señaló que Estados Unidos considera que la actuación de Rusia en la península ucraniana de Crimea, de mayoría de habitantes rusos, supone una violación del derecho internacional.

"Estaremos hombro con hombro con Polonia y el resto de la comunidad internacional en la condena" de los hechos que han tenido lugar en Crimea, añadió.El vicepresidente estadounidense recordó que "virtualmente todo el mundo" rechaza la legitimidad del referéndum del pasado domingo en Crimea, una votación que en la práctica sirvió para "allanar el camino" para la anexión a Rusia.