Putin firma el decreto que reconoce a Crimea como un Estado independiente

El presidente ruso, Vladímir Putin, firmó un decreto por que el Rusia reconoce a la autonomía ucraniana de Crimea como un Estado soberano e independiente.

"Teniendo en cuenta la expresión de la voluntad de los pueblos crimeo en el referéndum celebrado el 16 de marzo de 2014, (decreto) reconocer la República de Crimea, en la cual la ciudad de Sebastopol tiene un estatus especial, como un Estado independiente y soberano. Este decreto entra en vigor hoy", señala el documento.

Horas antes, el Parlamento de Crimea había aprobado una resolución por la que se declaró independiente de Ucrania y pidió oficialmente la incorporación de la península a Rusia después de que más del 95 por ciento de su población apoyara ayer domingo en referéndum su reunificación con el país al que perteneció hasta 1954.

Queda por confirmar si Rusia se anexiona como paso siguiente un territorio que no le será reconocido como propio por la comunidad internacional.

Putin se dirigirá mañana a los diputados y senadores rusos en el Kremlin, en una mensaje extraordinario al Parlamento ruso en pleno, para referirse a la situación en Crimea, en el que se espera que aclare los pasos que seguirán las autoridades rusas.

El presidente de la Duma de Estado de Rusia (Cámara baja del Parlamento), Serguéi Narishkin, adelantó que el Legislativo será "rápido y responsable" a la hora de decidir si atiende la aspiración de Crimea de pasar a ser la entidad federada 84 de Rusia.

Tras el rotundo respaldo obtenido en el referéndum por el sí a la unión con Rusia, la República de Crimea declaró hoy formalmente su independencia de Ucrania y se dirigió a Moscú con una petición de adhesión.

La autonomía ucraniana se autoproclamó república independiente con un territorio que abarcará toda la península bañada por el mar Negro, incluida la ciudad portuaria de Sebastopol, que acoge la Flota rusa del mar Negro.

La nueva república se ha arrogado ya casi todos los atributos de un país soberano y ha pedido a la ONU y a la comunidad internacional en su conjunto que la reconozcan como Estado.

Tanto la Unión Europea como Estados Unidos volvieron a reiterar hoy que no dan ninguna validez al referéndum y anunciaron sanciones contra personalidades rusas y crimeas.

ANEXIÓN

Crimea, donde viven poco más de dos millones de personas, cuya mayoría son rusos étnicos, solicita a Rusia que la acepte en su seno con el estatus de república.

Al respecto, el presidente del Parlamento, Vladímir Konstantínov, y el primer ministro, Serguéi Axiónov, han recibido la autoridad para suscribir los correspondientes tratados internacionales para el ingreso de la República de Crimea en la Federación Rusa.

Todas estas disposiciones entran en vigor desde el mismo momento de la aprobación del documento, según apunta el noveno punto de la Declaración de Independencia.

El documento, que fue aprobado con el apoyo de 85 diputados, destaca en su introducción que el domingo en el referéndum el pueblo crimeo (un 95%) expresó su deseo de ingresar en la Federación Rusa y, consecuentemente, de escindirse de Ucrania y formar un Estado independiente.

LA MONEDA, EL RUBLO RUSO

En otros documentos aprobados por los diputados crimeos se decidió que la moneda nacional de la República de Crimea será el rublo ruso, aunque compartirá ese estatus con la grivna ucraniana hasta el 1 de enero de 2016. Crimea también adoptará el huso horario vigente en la capital rusa, Moscú, a partir del próximo 30 de marzo.

Además, a partir de ahora la Rada Suprema cambiará su nombre por el de Consejo Estatal de la República de Crimea, que será el máximo órgano ejecutivo del territorio. Mientras no se apruebe una nueva Constitución, regirá la Carta Magna promulgada en 1998.

YATSENIUK: NUNCA RECONOCEREMOS EL RESULTADO DE LA CONSULTA EN CRIMEA

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, dijo que Kiev nunca reconocerá el resultado del referéndum por el que ayer la península de Crimea se independizó de Ucrania para incorporarse a Rusia.

"Rusia, y las autoridades de la autonomía todavía no entienden en qué crisis se han metido", subrayó Yatseniuk, que dijo estar dispuesto a negociar con Moscú pero no encañonados por las armas rusas.

La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania ratificó la movilización parcial en el país decretada por el presidente interino ucraniano, Alexandr Turchínov, para hacer frente a lo que consideran una agresión de Rusia.La decisión del Legislativo fue aprobada con los voto de 275 de los 308 diputados asistentes a la sesión.

Según la actual Constitución ucraniana, los decretos presidenciales deben ser ratificados por la Rada.

El presidente interino argumentó la firma del decreto de movilización parcial con la "continuación de la agresión en la república autónoma de Crimea, que Rusia intenta disimular con una gran farsa llamada referéndum, que nunca será reconocida ni por Ucrania ni por el mundo civilizado".

Según la disposición presidencial, estarán afectos a la movilización los ciudadanos que voluntariamente hayan expresado su deseo de incorporarse a la fuerzas armadas. La movilización, tras su ratificación por la Rada, se llevará a cabo durante 45 días.

El decreto, añade el documento presentado para su aprobación por los diputados, buscar crear condiciones para que las fuerzas armadas y los servicios de defensa civil pueda organizarse para "tiempo de guerra".

OBAMA: EL REFERENDO NO SERA RECONOCIDO Y EEUU ESTA LISTO PARA MAS SANCIONES

El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó que el referendo en Crimea fue "una clara violación" de la ley ucraniana y, por tanto, "no será reconocido", y agregó que su país está "listo" para imponer más sanciones a Rusia si Moscú no rectifica en su posición sobre la crisis ucraniana.

"Si Rusia continúa interfiriendo en Ucrania, estamos dispuestos a imponer más sanciones", advirtió Obama en una comparecencia en la sala de prensa de la Casa Blanca.

La advertencia se produjo poco después de que el presidente estadounidense dictara hoy una orden ejecutiva con sanciones a siete altos cargos del Gobierno de Moscú y cuatro ucranianos, entre ellos el depuesto presidente de Ucrania Víktor Yanukóvich.

Según algunos expertos, se trata de las sanciones más importantes impuestas por EEUU a Rusia desde la Guerra Fría.

El referendo celebrado este domingo en la república autónoma ucraniana de Crimea sobre su reincorporación a Rusia fue "una clara violación" de la Constitución de Ucrania y del derecho internacional y, por tanto, "no será reconocido por la comunidad internacional", según Obama.

"Vamos a seguir dejando claro a Rusia que más provocaciones no lograrán nada, excepto aislar aún más" a Moscú, subrayó el presidente estadounidense.

La intervención militar rusa en Ucrania "sólo profundizará el aislamiento diplomático" de Moscú y provocará "una mayor mella" en su economía, insistió.

"De cara al futuro, vamos a calibrar nuestra respuesta en función de si Rusia decide agravar o no la situación", señaló Obama.

El presidente volvió a mostrarse confiado en lograr una solución diplomática al conflicto de forma que beneficie los "intereses" tanto de Rusia como de Ucrania, pero afirmó que para ello es necesario que Moscú se retire de Crimea, acepte el despliegue de observadores internacionales y entable un diálogo con el nuevo Gobierno de Kiev.

"Vamos a mantenernos firmes en nuestro apoyo inquebrantable a Ucrania", prometió Obama.

Entre los altos cargos rusos sometidos a sanciones hoy por el Gobierno de Obama figuran Vladislav Surkov y Serguéi Gláziev, asesores del presidente Vladímir Putin, la presidenta del Consejo de la Federación (Senado), Valentina Matvienko, y el viceprimer ministro Dmktri Rogozin.

Los ucranianos afectados por las sanciones son el presidente Yanukóvich, derrocado después de tres meses de protestas populares callejeras, Víktor Medvedchuck, líder de un movimiento político proruso, y el primer ministro y el presidente del Parlamento de la región autónoma de Crimea, Serguei Aksionov y Vladímir Konstantinov.

Mientras, Rusia ha propuesto a Estados Unidos y a la Unión Europea (UE) crear un "grupo de apoyo" que, según Moscú, debe ayudar a que los ucranianos reconozcan "los derechos de Crimea de autodeterminación conforme a los resultados" del referendo por el que esa península decidió ayer unirse a Rusia.

LA UE SANCIONA A 21 PERSONAS RESPONSABLES DE RUSIA Y UCRANIA

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) acordaron sancionar a 21 rusos y ucranianos considerados responsables de la inestabilidad en la república autónoma ucraniana de Crimea.

Los Veintiocho decidieron, en una reunión en Bruselas, restringir los visados y congelar los bienes en territorio comunitario de estas personas, según informó en Twitter el ministro lituano de Exteriores, Linas Linkevicius, quien advirtió de que se aprobarán "más medidas en los próximos días".

Se trata de 13 rusos y 8 ucranianos, según confirmaron fuentes diplomáticas, que añadieron que a esta lista de sancionados podrían unirse más nombres en la cumbre que celebrarán los jefes de Estado y de Gobierno de la UE los próximos 20 y 21 de marzo. La lista con el nombre de los sancionados se conocerá esta tarde, cuando sea publicada de urgencia en el Diario Oficial de la Unión, confirmaron a Efe fuentes comunitarias.

Los líderes europeos acordaron el 6 de marzo una primera ronda de sanciones contra Rusia mediante la suspensión de la negociación para liberalizar visados y para un nuevo acuerdo marco. Los ministros de Exteriores han pasado hoy a la segunda fase de sanciones que apuntó el Consejo Europeo, que incluye la restricción de visados y activos a los que considera responsables de la inestabilidad en Crimea.

En una tercera fase de medidas restrictivas, si no mejora la situación, el Consejo Europeo contempla opciones que pueden tener "consecuencias" para las relaciones entre la UE y Rusia en diversas áreas económicas. Fuentes diplomáticas indicaron que aún no se espera llegar a ese extremo en la cumbre de esta semana, si no que sí podría ampliarse la lista de personas sancionadas individualmente.

Los ministros europeos también mostraron su unánime rechazo al referendo organizado por fuerzas prorrusas en Crimea, que consideraron "ilegal" por no ajustarse ni a la Constitución ucraniana ni a las leyes internacionales.