Paso de gigante para el fin del plástico en los supermercados: Mercadona elimina sus bolsas de un solo uso

  • La UE trabaja con su normativa para que en 2030 todos los envases de plástico del mercado comunitario sean reciclables.
Mercadona elimina las bolsas de plástico  de un solo uso en todas sus tiendas
Mercadona elimina las bolsas de plástico de un solo uso en todas sus tiendas |MERCADONA

Los supermercados españoles siguen avanzando en su particular guerra contra el plástico en sus lineales y en ese sentido este martes ha llegado una noticia muy esperada: la cadena Mercadona, líder de la distribución alimentaria en nuestro país, ha eliminado las bolsas de plástico de un solo uso de todas las secciones de sus tiendas físicas y en el servicio a domicilio y online.

Siendo la cadena de supermercados con más volumen de ventas de España, la decisión de la empresa valenciana se hará notar entre los compradores. No es la primera que lo hace, pero sí la que lleva mayor transcendencia. Para 2025, la compañía de Juan Roig habrá reducido un 25% el plástico en sus lineales y usará únicamente envases reciclables y reciclará todos sus residuos plásticos.

Mercadona ofrece a los clientes bolsas compostables, fabricadas a partir de fécula de patata,

Ahora, la compañía ofrece a los clientes bolsas compostables, fabricadas a partir de fécula de patata, que deben depositarse en el contenedor de materia orgánica, como indica el pictograma que se ha incluido con la intención de facilitar a los clientes la separación y reciclaje de sus residuos. Este símbolo también se ha incorporado al resto de bolsas de la línea de cajas donde Mercadona dispone desde hace tiempo de tres opciones reutilizables y sostenibles.

Además, la compañía ha dispuesto papeleras diferenciadas en todas las secciones para que los clientes puedan depositar de forma separada sus residuos y contribuir así a la economía circular. El cumplimiento de esta primera acción de su Estrategia 6.25 supone una reducción de 3.200 toneladas de plástico al año.

2021, nuevo gran paso con 2030 en el horizonte

La medida de Mercadona, por otra parte, se esperaba. El Parlamento Europeo aprobó en marzo de 2019 un acuerdo del Consejo de la UE que establecía el fin de los plásticos de un solo uso a partir de 2021. Hablamos bolsas, platos, cubiertos, pajitas y bastoncillos para los oídos, por ejemplo.

Las bolsas, en ese sentido, son objetivo prioritario de los supermercados, que ya en años anteriores han ido eliminando su uso, siendo sustituidas por otras de papel o material reciclable.

Desde Asedas, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados que representa, entre otras, a Mercadona o Dia, siempre se recuerda que las empresas de supermercados "aplican desde hace años planes de gestión y prevención de residuos que, en muchos casos, se adelantan a la normativa". Las medidas en este sector van encaminadas a asegurar que el envase sea recuperable y reciclable al 100%; al tiempo que se trabaja en la prevención del residuo.

La política de sustitución de bolsas de plástico de un solo uso por alternativas de plástico reciclado y reciclable es un ejemplo de economía circular por la que se puede reducir el plástico puesto en el mercado en torno al 80%. En este sentido, uno de los hitos de los supermercados fue el 'Pacto de la Bolsa' suscrito en 2008, disminuyendo hasta en un 85% su demanda; ahora, las cadenas han dado un paso más con la introducción en sus líneas de caja y secciones de bolsas de otros materiales, como el papel, rafia de material recuperado y plástico compostable, además de mallas reutilizables.

Datos de Asedas facilitados en 2020 señalan que la reducción del consumo de materiales se ha situado en los últimos dos años en tasas próximas al 10% en el caso del plástico y al 20% en el caso del papel y cartón; mientras que los porcentajes de reciclado alcanzan valores que rondan el 80%.

Los Estados miembros tendrán que recuperar el 90% de las botellas de plástico en 2029. En 2025 el 25% del plástico de las botellas deberá ser reciclado y el 30% en 2030. Los fabricantes estarán obligados, asimismo, a incluir en el etiquetado advertencias sobre el impacto medioambiental de los cigarrillos con filtros de plástico, las tazas de plástico, las toallitas húmedas y las compresas higiénicas.

Según la Comisión Europea, más del 80% de la basura hallada en el mar es plástico. Los productos cubiertos por esta legislación constituyen el 70% del total de los desechos marinos.

La UE trabaja con su normativa para que en 2030 todos los envases de plástico del mercado comunitario sean reciclables.