El Teatro Fernán Gómez rememora 'El viaje a ninguna parte' por el centenario del autor que le da nombre

  • Se representará entre el 23 de septiembre y el 3 de octubre
Escena de la obra 'El viaje a ninguna parte' , de Fernán Gómez
Escena de la obra 'El viaje a ninguna parte' , de Fernán Gómez |Teatro Fernán Gómez

La Sala Guirau del madrileño Teatro Fernán Gómez revivirá entre los días 23 de septiembre y 3 de octubre ‘El viaje a ninguna parte’, una coproducción realizada con el Teatro Arriaga de Bilbao en la que se mantiene intacta la esencia de la novela y posterior película de Fernando Fernán Gómez (1921-2007).

Ramón Barea dirige esta adaptación teatral de Ignacio del Moral en la que además interpreta a uno de los personajes de la obra, Don Arturo, el que fuera primer actor y director de la compañía de cómicos que se representan en ‘El viaje a ninguna parte’.

Dentro de las actividades que el teatro ha programado por el centenario del nacimiento de Fernán Gómez

Su hijo en la ficción, don Carlos Galván, es interpretado por Patxo Tellería, mientras que el nieto, Carlitos Galván, será encarnado por Mikel Losada. No pueden faltar en la trama personajes carismáticos como la prima de Don Arturo, Doña Julia Iniesta, interpretada por Itziar Lazkano; su hija Rosa del Valle, a quien da vida Aiora Sedano; y Juanita Plaza, cuya interpretación corre a cargo de Irene Bau. Al mismo tiempo, los actores Diego Pérez y Adrián García de los Ojos se encargarán de varios papeles.

De hecho, Adrián García de los Ojos se ocupará también de la música del espectáculo, perfectamente alineada en cuanto a ambiente y estética con el escenario diseñado por José Ibarrola y el vestuario de Betitxe Saitua. La iluminación será responsabilidad de David Alkorta y el trabajo de atrezo correrá a cargo de María Casanueva.

Trabajó con Fernán Gómez

Ramón Barea, que trabajó con Fernando Fernán Gómez en la obra ‘Morir cuerdo y vivir loco’, se ha cuidado mucho de respetar la esencia de la obra original, en la que se habla de la forma de ejercer la profesión de cómico en una compañía ambulante.

En definitiva, un homenaje a una profesión que se reinventa a pesar del cine, del cine sonoro, de la radio, de la televisión o de internet.

El propio Ramón Barea subrayó que la novela en que se basa la obra la escribió “un cómico, hijo de cómicos, criado entre cómicos, y sabe de qué habla, cómo habla, por qué habla. Tiene memoria. Tiene vida. Estas cosas solo se entienden si se viven, por eso lo mejor es que vengan con nosotros, invitamos al espectador a este viaje”.

Fernando Fernán Gómez falleció en el año 2007

La obra se integra en las actividades que el Teatro Fernán Gómez realizará este año con motivo del centenario del actor, autor e intelectual a quien debe su nombre.