Julio: El derribo del Vicente Calderón, en su recta final

La M30, a su paso por lo que queda del Vicente Calderón
La M30, a su paso por lo que queda del Vicente Calderón

Del espacio que ocupaban los hinchas del Atlético de Madrid en el estadio Vicente Calderón ya no queda nada. Las piquetas desmontan las gradas en las que vibraron generaciones y generaciones de madrileños a orillas del Manzanares. El Calderón, hoy reducido a un montón de escombros.

En enero empezaban las obras de demolición del mítico estadio rojiblanco. 51 años de historia 'colchonera' que desaparecen poco a poco ante la atenta mirada de los hinchas más nostálgicos. En este terreno se alzarán dos rascacielos al lado de un parque público con áreas verdes que forman parte de un ambicioso plan de reurbanización previsto para 2020.

El viernes 8 de noviembre marca el principio del fin del Vicente Calderón: Comienzan los cambios de tráfico , desviando el tráfico por el medio de lo que era el terreno de juego, para derribar la última parte que queda en pie y lo más difícil de demoler, la grada que está encima de la M-30.

La M-30 desviada por el medio de lo que fue el estadio del Atlético |REDACCIÓN

El lunes 18 de noviembre los cinco carriles de la autovía de circunvalación M-30 ya cruzan desde el antiguo césped de juego a una velocidad máxima de 50 kilómetros hora. Previsiblemente será así hasta finales de marzo, cuando el Ayuntamiento de Madrid espera que ya hayan acabado los trabajos para desmontar la grada.

Una historia rojiblanca

El Atlético de Madrid no jugó siempre en el Calderón, se trasladó en 1966 dejando su antiguo campo, el original Metropolitano. Desde aquel domingo 2 de octubre del 66, el estadio se convirtió en la casa rojiblanca y lo fue hasta 2017, cuando la entidad decidiera abandonarla para tomar el Wanda Metropolitano como nuevo templo.

El recinto, que comenzó su andadura bajo el nombre de estadio Manzanares y pasó a denominarse con el nombre del histórico presidente Vicente Calderón en julio de 1971, se estrenó estando aún en obras, especialmente la tribuna principal, que no se abrió al público hasta el 6 de febrero de 1972, y fue el primer estadio de España en el que todas las localidades eran de asiento.

"Paseo de los melancólicos, Manzanares, ¡cuánto te quiero!"

Generaciones que durante años vibraron en los asientos ‘colchoneros’ que se despedían al unísono con 'Motivos de un sentimiento' de Joaquín Sabina y un último tifo que coloreaba las gradas: un sentimiento. "Paseo de los melancólicos, Manzanares, ¡cuánto te quiero!". Así sonaba en Onda Madrid el último gol del Atlético de Madrid en la historia del Vicente Calderón. Un 7 de junio del 2017 que la afición rojiblanca no podrá olvidar.

50 años resumidos en partidos, títulos ganados o festejados por el Atlético en él, homenajes a las grandes estrellas rojiblancas, los torneos Villa de Madrid que inauguraban cada temporada, los encuentros de la selección española o incluso los conciertos que trajeron al Calderón a estrellas como The Rolling Stones, Bruce Springsteen, Madonna o Iron Maiden, entre otros.

Un lugar donde la aficionada Margarita Luengo ya no podrá depositar más su mítico ramo de flores en honor al serbio Milinko Pantic, integrante del equipo del Doblete de Liga y Copa del Rey de 1996; ni añorar el famoso "no pise ese escudo" del célebre Luis Aragonés.

Un lugar que quedará en la retina y en los corazones de todos los que se sienten colchoneros.