Un debate a seis marcado por el 'todos contra todos'

Vídeo: Telemadrid | Foto: EFE

Puntual y tras aplacar los nervios de última hora arrancó el gran debate electoral organizado por Telemadrid, cita clave para las elecciones en Madrid del próximo 4 de mayo. Un debate a seis que ofreció lo que prometía: enfrentamientos, críticas y duelo entre los candidatos de izquierda y derecha. Ángel Gabilondo, Isabel Díaz Ayuso, Edmundo Bal, Mónica García, Rocío Monasterio y Pablo Iglesias mostraron sus cartas para convencer a los madrileños.

La gestión de la pandemia del coronavirus fue el primer bloque temático del debate. Mientras Vox pedía "libertad" reclamando el freno a las restricciones contra el coronavirus, Isabel Díaz Ayuso defendía su gestión, destacando las ayudas realizadas, el proceso de vacunación de Madrid o la construcción del Hospital Isabel Zendal. Mientras, el resto de candidatos mostraron su rechazo a cómo ha planteado Madrid esta crisis. Se vivieron entonces los primeros enfrentamientos entre Gabilondo, García e Iglesias contra Díaz Ayuso.

La candidata del PP se mostró especialmente dura con Iglesias, a quien llamó "mezquino", mientras que el candidato de Podemos calificó la gestión madrileña con la pandemia de "vergüenza". Mónica García defendía constantemente que "no se dejara solos a los sanitarios madrileños" y Ángel Gabilondo apuntaba que con Ayuso "no ha habido gestión, sino ideología".

Al hablar del reto sanitario, un punto en común: ampliar y acelerar el proceso de vacunación contra el coronavirus. La diferencia venía con el cómo. Los duelos dialécticos se sucedían. Pablo Iglesias contra Rocío Monasterio. Edmundo Bal contra Mónica García. Ángel Gabilondo contra Díaz Ayuso. Edmundo Bal y Rocío Monasterio. Pablo Iglesias e Isabel Díaz Ayuso. El debate tuvo en parte un claro tramo en el que había "más ruido", como decía Mónica García, que propuestas. Lo que dejó claro la primera hora de debate es que la gestión del coronavirus y el futuro sanitario tiene muy divididas a todas las formaciones políticas.

Con el tercer bloque, el reto social, se vio al Ángel Gabilondo más combativo, "indignado" por las imágenes de las colas del hambre que se han visto el último año en la pandemia. Protagonizó los primeros duelos intensos con Ayuso y Monasterio, con guerra de datos incluída. De nuevo Rocío Monasterio y Pablo Iglesias volvieron a enfrentarse en este bloque, con la primera reprochando que se reventara el primer acto de Vox en precampaña en Vallecas. Iglesias, mientras, cargaba contras las posturas de Vox, "que van en contra de la democracia", y tiraba de cifras para defender sus posturas y propuestas. Edmundo Bal defendía el papel de Ciudadanos en las políticas sociales en el último gobierno de la Comunidad de Madrid y fue respondido por Ayuso, quien mostró su crítica a los consejeros de Ciudadanos de su gobierno. Mónica García, la candidata más desapercibida en este bloque, ha centrado más su intervención en propuestas y en cargar contra Ayuso.

El descanso que llegó tras el tercer bloque no aplacó los ánimos de un debate que ya dejaba claro a estas alturas que era un debate de todos contra todos. Todos los rivales tuvieron entre sí su cara a cara. Rocío Monasterio, por ejemplo, tuvo sus choques dialécticos con todos sus rivales, excepto con Ayuso. La candidata del PP tuvo encontronazos sobre todo con Pablo Iglesias. Y con Ángel Gabilondo protagonizaron más duelos de los esperados en un principio. No tuvo tanto enfrentamiento con Mónica García y Edmundo Bal.

A la hora de hablar de economía, Gabilondo se reivindicó como el candidato socialista en estas elecciones, criticando a Ayuso que mencione tanto a Pedro Sánchez. En este tramo se habló de empleo y de impuestos y, cómo no, las cifras y visiones sobre estas cuestiones también mostraron la división entre los candidatos. Aquí Gabilondo fue más objetivo de las críticas, pues tanto Monasterio como Bal y Ayuso cargaron contra las políticas del Gobierno de España liderado por Sánchez. Mónica García sacó aquí también su lado más duro contra Ayuso.

Tocó hablar de pactos y los candidatos mostraron sus posturas. Edmundo Bal habla de echar a Vox del gobierno y se postula como socio de Díaz Ayuso en el futuro gobierno madrileño, repitiendo la fórmula de los dos últimos años. Pablo Iglesias augura que la izquierda mandará en Madrid, mientras que Mónica García pide a los madrileños que digan "no a la ultraderecha". Rocío Monasterio afirma que sus votos servirán para frenar a la izquierda e Isabel Díaz Ayuso defiende que ha convocado las elecciones para "frenar a Sánchez" y "gobernar en libertad", en solitario. Gabilondo quiere un gobierno "progresista" y confía en contar con el apoyo de Podemos para frenar "la foto de Colón". "Pablo, tenemos doce días para ganar las elecciones", ha concluido.

Vídeo: Telemadrid | Foto: TELEMADRID

En un minuto, el llamado siempre 'minuto de oro', llegó la despedida de todos los candidatos para mostrar su balance del debate y sus últimas peticiones a los madrileños.

Así terminó el debate, el debate de todos contra todos, el debate que definirá las elecciones del próximo 4 de mayo.