Vídeo: Telemadrid | Foto: Zapatillas solidarias

La dura historia de Deisy Vélez

Deisy Vélez fue jugadora de fútbol profesional en su pais, Colombia. En 2011 sufrió una lesión de gravedad. Se rompió en dos los ligamentos cruzados de la rodilla.

Tuvo que abandonar Colombia por su condición gay. Sufrió amenazas y la agresión tras salir de un bar. Ahora vive feliz en Madrid.

Agredida

"Mi vida cambió a partir de que me corté el cabello, porque yo tenía antes el cabello super largo. La gente ya me miraba o me insultaba en la calle. Me decían que yo era una machorra y cosas así. Y no sabía por qué pues yo nunca le hice daño a nadie. Lo único que hago es respirar como cualquier otra persona", confiesa Deisy.

"Pero mi vida cambió inesperadamente. Fue un sábado, solía ir a la misma discoteca. Era una discoteca gay. Está quedaba en toda la parte céntrica de Cali. A lo que yo voy saliendo de la discoteca me voy a dirigir a una esquina y de repente me agarran de un brazo, después del otro y en un momento me veo rodeada por un grupo de mujeres, puedo decir que eran unas seis o siete. Todas me insultaban, me empujaban, me estrujaban…., y yo queriendo escapar de allí sin entender porqué hacían eso. Lo último que recuerdo de toda esa violenta situación es ver un puño acercándose a mi rostro".

Pateada en el suelo

Deysy sigue narrando su pesadilla: "Desperté en el hospital y el médico de medicina legal me dijo que el resto de hematomas y costillas golpeadas tuvo que ser que yo estando en el piso inconsciente, me siguieron golpeando"

"Yo al principio pensaba que era un robo porque me quitaron mis pertenencias ese día, pero a la semana me llamó un señor que me dijo unas cosas horribles, me dijo textualmente que yo tenía que haber muerto ese día, las llamadas de ese estilo siguieron produciéndose", agrega Deisy.

El deporte ha sido su escape. Ha vuelto a jugar al fútbol gracias a la iniciativa Zapatillas Solidarias, lo que le ha permitido salir de la pesadilla vivida en su país.

Mejores Momentos

Más de Fútbol